,

MÁS DE MIL PERSONAS SE CONCENTRAN EN TORREVIEJA POR LA PAZ EN UCRANIA

Han pasado cinco días desde que Rusia invadió Ucrania. La decisión de un conflicto armado por parte del presidente ruso, Vladimir Putin, ha desatado reacciones alrededor del mundo en contra de la guerra. La Plaza de la Constitución de Torrevieja acogía este domingo una concentración pacífica en apoyo al pueblo ucraniano y por la convivencia entre residentes rusos y ucranianos de nuestra ciudad.

Personas de todas las edades se concentraron en la plaza de la Constitución, en pleno corazón del casco urbano de de la ciudad, portando banderas ucranianas y pancartas en las que se podían leer consignas en contra del conflicto bélico.

Natalia Zhezhnyavska, secretaria de la Asociación de Ucranianos en Torrevieja, colectivo responsable de la organización del acto, leyó un comunicado en el que solicitó el fin de la guerra en el territorio ucraniano. Estuvo acompañada por el alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón, con un texto consensuado con los miembros de la Corporación en el que expresaba la solidaridad de la ciudad con la comunidad ucraniana una de las más de cien comunidades internacionales con las que cuenta Torrevieja -la segunda más importante es la rusa -con más de cuatro mil vecinos censados- y la tercera la ucraniana con 3.200, mientras que el vicario de la parroquia Pedro Payá hizo un llamamiento a la paz y rezó un padre nuestro.

La emoción era notable y entre los manifestantes había desde niños hasta mayores con mensajes como “Ayuda para Ucrania” y “No a la guerra en Ucrania”. Algunas de ellas estaban en castellano y en ucraniano, aunque la mayoría estaban escritas en inglés.

La protesta, autorizada por la Subdelegación del Gobierno y con importante aunque discreto dispositivo de seguridad de agentes de la Guardia Civil se prolongó entre las doce de la mañana y pasadas la una y media de la tarde, y contó además con la asistencia de algunos alcaldes de la Vega Baja como el de Dolores, Joaquín Hernández.