, , ,

LOS SINDICATOS CONTINUAN DENUNCIANDO LA SITUACIÓN DEL PERSONAL DEL HOSPITAL

02/11/21 – La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios, FSS CCOO PV, denuncia que la Conselleria de Sanidad está creando incertidumbre e indefensión entre el personal facultativo de urgencias del Hospital de Torrevieja en las primeras semanas de gestión directa. La Dirección ha reunido a los 26 profesionales de este servicio y les ha comunicado que no están subrogados porque no cumplen con los requisitos de titulación para ejercer sus funciones, según la normativa de la Conselleria de Sanidad.

El personal de urgencias celebró una concentración a las puertas del hospital porque entienden que Sanidad amenaza con no subrogarles, incluso les invitan a apuntarse a la Bolsa de Empleo, cuando ya trabajan para esta Conselleria desde el 16 de octubre, como laborales a extinguir.

Asi lo expresan en el siguiente comunicado:

“En primer lugar, prevalece el derecho a la subrogación como recoge el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores, puesto que solo hay un cambio de empleador que en ningún caso afecta a los contratos vigentes de cada uno de los profesionales. Son personal subrogado puesto que tienen un contrato laboral que no ha cesado con su anterior empleador y figuran en la relación de trabajadores/as que la empresa le pasó a la Conselleria para su transmisión.

En segundo lugar, la Conselleria debe regularizar sus puestos con su categoría, si según la titulación requerida no pueden ejercer en el servicio actual deberá reubicarlos y comunicar a cada persona trabajadora por escrito la situación de modificación de sus condiciones de trabajo.

Si consideran que no existen puestos, esto ya lo sabían con antelación y deberían haber mediado antes de la subrogación con una comunicación a cada trabajador/a donde se les explicara la situación o al Comité de Empresa.

El Decreto de reversión del Departamento de Torrevieja, a diferencia del de la Ribera, no incluye el listado de personas subrogadas (anexo 1) porque según la Conselleria al no tener los datos no hubo otra alternativa que posponer esa elaboración una vez producido el cambio, estableciendo un periodo de nueve meses para ello. Aún no siendo esta una situación premeditada hay que tener en cuenta que los profesionales afectados pasan por un momento de incertidumbre que la Administración debería mitigar.

CCOO considera que estos y estas profesionales tienen derecho a ser subrogados y por ello, exige a la Conselleria de Sanidad que cumpla con la legalidad vigente establecida en el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores.”