, , ,

El Gobierno valenciano justifica el ‘hackeo’ al sistema de Ribera Salud mientras la Guardia Civil acude al hospital

14/10/21 – Efectivos de la Guardia Civil se personaron este pasado miércoles en el Hospital Universitario de Torrevieja, que hasta el próximo viernes gestiona Ribera Salud. La multinacional presentó el lunes una denuncia en su cuartel, tras detectar el pasado día 8 una entrada irregular en su sistema informático y el “robo” de su código fuente, propiedad de la empresa.

Al parecer, los agentes no han inspeccionado por el momento el despacho del comisionado nombrado por la Conselleria para acometer la reversión del servicio a la sanidad pública, un antiguo concejal de Fiestas de Elche. Según la denuncia, el supuesto ‘hackeo’ se produjo desde ese despacho. No obstante, los agentes sí que anunciaron este miércoles el inicio de las investigaciones y que accederán en adelante a los ordenadores de la mencionada estancia del comisionado.

Esta investigación se produjo el mismo día que la consellera de Sanidad de la Generalitat Valenciana, la socialista Ana Barceló, no negó los hechos supuestamente delictivos. Más bien al contrario, pareció justificarlos en declaraciones realizadas ante los periodistas en Castellón.

Barceló subrayó que “se comunicó hace un año a Ribera Salud las normas de reversión” para que, finalizada la fecha de la concesión, la Conselleria de Sanidad pudiera disponer de toda la información que se precisa “para hacer un traspaso ordenado y planificado”.

También añadió que no ha obtenido por parte de Ribera Salud esa información “pese a los cinco autos que el TSJCV ha dictado a lo largo de todo un procedimiento contencioso por la litigiosidad en la que convirtió Ribera Salud esta finalización de la concesión”. “Nosotros nos hemos guiado siempre por nuestro marco jurídico, por las obligaciones que están contraídas por ambas partes en el pliego de condiciones”, agregó.

Preguntada de nuevo por el acceso irregular al sistema informático que denuncia la empresa, la consellera se volvió a referir a la “obstrucción” por parte de Ribera Salud al proceso de reversión. “Durante un año y hasta hoy mismo seguimos sin tener ningún dato y, por tanto, no voy a hacer declaraciones en ese sentido de ningún tipo, dado que en este momento no procede”, añadió Barceló.

“Nuestras directrices siempre han ido dirigidas a hacer un proceso planificado, que seguimos con toda la información que requerimos para que el día 16 el hospital y todo el departamento que pase a ser de gestión pública pueda atender todas las necesidades asistenciales de la población que protege, que son más de 18.000 personas”, concluyó la socialista.

El proceso de reversión está siendo muy complicado porque Ribera Salud ha llevado varias veces el caso a los tribunales. El Tribunal Supremo ha terminado por decretar que no puede hacerse un proceso de reversión de una concesión (sea cual sea el objeto social) si no se justifica económicamente el beneficio para la ciudadanía. Todavía no se conoce ese informe.

Por eso Ribera recalcó este miércoles que seguirá acudiendo a los tribunales porque considera que se está “atentando contra la ley de estabilidad presupuestaria” y que es “necesario justificar esa reversión”.

Durante estos días están siendo muchas las bajas voluntarias de facultativos, incluidos 17 jefes de servicio, por la incertidumbre del modelo profesional que quiere implantar el Gobierno valenciano.