Sueña Torrevieja, advirtió al Alcalde desde que a final de abril recibió los documentos del avance de la liquidación del Presupuesto de 2019, a fecha 10 de marzo, que con estos datos y las obligaciones pendientes se incumplía la regla de gasto.

Redacción: Según el portavoz de Sueña Torrevieja Pablo Samper, con los datos de la liquidación definitiva de 2019 y las obligaciones finales pendientes de aplicar al Presupuesto a 31 de diciembre de 2019, por importe de 2,59 millones, y según el informe de Interventor de 15 de mayo de 2020, el incumplimiento de la regla de gasto es 2,29 millones, aunque por el camino entre el 13 de marzo y el 15 de mayo se han perdido 1,37 millones, que Sueña Torrevieja no podrá buscar hasta que el alcalde – manifiesta Samper- se digne en dar cuenta al Pleno del expediente completo de la liquidación de 2019.

Pablo Samper, ha dicho que  “el alcalde de Torrevieja ha ocultado el informe del Interventor, retrasando deliberadamente la remisión del mismo al órgano de tutela financiera 41 días”

El Plan Económico Financiero según la legislación vigente es para 2 años, 2020 y 2021 y deberá ser elevado al Pleno en el plazo máximo de un mes desde que se ponga de manifiesto el desequilibrio.

Samper apunta que el alcalde conocía la liquidación desde el día 24 de abril de 2020, porque lo dice el mismo en su decreto, por lo que ha demorado deliberadamente la elevación al Pleno del PEF hasta el momento 33 días.

El portavoz de sueña Torrevieja, considera importante aclarar, que lo único que obliga el incumplimiento de la regla de gasto de la liquidación de 2019, es a realizar y proponer al Pleno la aprobación de un Plan Económico Financiero (PEF), con unos ajustes restrictivos, que convertirá el presupuesto de 2020 de 117 millones de euros más alto de la historia de Torrevieja,  en el más bajo de la misma historia, con menos de 87 millones de euros, y al futuro Presupuesto de 2021 en otro tanto.

Según Samper, “las medidas de ajuste en 2020, tendrán que ser excepcionalmente extraordinarias, al nivel más alto de la historia de Torrevieja, en el peor momento por la crisis económica motivada por la sanitaria, de manera que al no poderse incrementar los impuestos para este año, tendrán que ser obligatoriamente ajustes de gastos tan importantes que prácticamente bloquearán el funcionamiento ordinario del Ayuntamiento de Torrevieja, afectando a todos los capítulos de gastos:

   a) Los más de 16 millones de inversiones quedarán en su mínima expresión.

   b) Los más de 3,4 millones de transferencias corrientes voluntarias tendrán que desaparecer en su totalidad.

   c) Los más de 2 millones de transferencias al Patronato de Habaneras y al Instituto de Cultura quedarán también en el mínimo obligatorio.

   d) Las plazas de personal vacantes en la plantilla tendrán que paralizar su procedimiento para cubrirlas, al menos 2 años.

   e) La mayoría de las plazas creadas tendrán que anularse.

   f) Los gastos corrientes de bienes y servicios voluntarios, como los de fiestas, tendrán que paralizarse en su totalidad, por importes entre 5 y 10 millones de euros, en función de los recortes en los otros capítulos de gastos”.

Samper considera que para 2021, algunos de los ajustes de gastos anteriores, podrían sustituirse incluso por la subida de impuestos extraordinaria más alta de la historia de Torrevieja.

Por otro lado, es preciso aclarar que “no es cierta la afirmación del Concejal de Hacienda, de que el PEF no va a suponer la adopción de medidas extraordinarias dada que la situación económico financiera del Ayuntamiento de Torrevieja, es de gran liquidez, con un remanente de tesorería para gastos generales de casi 79 millones de euros”.

Aunque el Ayuntamiento de Torrevieja tuviera mil millones de euros, está obligado a ajustar los presupuestos de los años 2020 y 2021, de manera que se cumpla la regla de gasto y la estabilidad presupuestaria en dichos ejercicios, y ese ajuste, vía no disponibilidad de créditos en 2020, dada la magnitud del Presupuesto de 2020, de casi 117 millones de euros, podrá alcanzar los 30 millones de euros.

Tampoco es cierta la afirmación del Concejal de Hacienda, “de que en contra de lo que han estado argumentando algunos concejales de la oposición, la adopción de este PEF va a suponer que el Ayuntamiento de Torrevieja, puede aumentar el nivel de gasto hasta ajustarlo al nivel de ingresos que percibe, de forma que no tenga que acudir a créditos presupuestarios en los próximos ejercicios, ya que el límite legal de gasto de un ejercicio, salvo que se suban los impuestos, depende exclusivamente del gasto computable del ejercicio anterior