10/06/21 – El buque oceánico ‘Ángeles Alvariño’ ha localizado un cuerpo sin vida de la que podría ser una de las dos niñas desaparecidas en Tenerife desde el pasado 27 de abril. El hallazgo se ha producido en la zona que lleva peinando el barco sin descanso desde hace doce días en busca de Olivia y Anna, cuyo rastro se perdió cuando estaban con su padre, Tomás Gimeno. La Delegación del Gobierno en Canarias ha informado del hallazgo, en un escueto comunicado, en el que solo se menciona la aparición de un cuerpo. Fuentes de la Guardia Civil, responsable de la investigación, han confirmado que el cadáver estaba en una bolsa atada al ancla de la lancha de Gimeno.
El hallazgo del cadáver ha sido comunicado antes de difundir la información a la madre y a la familia de las menores. Por respeto a la familia y al procedimiento judicial, señala la Delegación, hay que esperar a lo que determine la autoridad judicial sobre la identificación del cuerpo.

La Guardia Civil ha explicado que los restos humanos se han encontrado en el área de búsqueda delimitada por los encargados de la investigación, la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Santa Cruz de Tenerife, y que han sido trasladados al Instituto Anatómico Forense para su análisis e identificación.

Los trabajos de rastreo de la Guardia Civil a bordo del buque oceánico prosiguen en el lugar del suceso, a una milla náutica del puerto de Güimar.