10/09/21 – Según Pablo Samper, portavoz de Sueña Torrevieja, “el Alcalde de Torrevieja sigue un año más con su huida hacia
adelante y a pesar de que ha tenido que suspender o demorar la tramitación de 13 servicios básicos esenciales, como el
de recogida de basuras y limpieza viaria, así como el transporte urbano de viajeros porque le faltan más de 6,4 millones de euros, sigue incrementando los gastos
voluntarios en fiestas y cultura, en 2 millones de euros,más de un 166 %, superando así su nefasta gestión de los
premios de novela y poesía de su etapa anterior”.

Samper afirma que “los ingresos del Instituto Municipal Cultura son una copia del Presupuesto de 2020 y 2021, con
el único cambio del incremento de las transferencias del propio Ayuntamiento en más de 2 millones de euros, para
incrementar gastos en más de un 131 %, con la que está cayendo”
.
“Este incremento en la aportación municipal aumenta la totalidad de los ingresos en casi un 121 % ya que el resto
de los ingresos no sufren incremento alguno, incluyendo los ingresos por entradas a actuaciones culturales, cuyo
incremento se los queda en su totalidad la empresa que llevará la gestión integral de las actuaciones culturales”
.

En cuanto a los gastos, son prácticamente una copia del Presupuesto de 2021, excepto una partida de inversión y 4
partidas del capítulo 2 que ascienden a 540.000 euros, apareciendo una macro partida nueva de 2,5 millones de
euros, denominada gestión integral de dependencias culturales, destinada según la Memoria del Presidente del
Instituto a la gestión de los gastos de mantenimiento y conservación, así como la programación cultural de diversos
espacios culturales del Municipio que hasta la fecha no se gestionaban por el Instituto, es el caso del Auditorio, lo
que supone un incremento de más de 2 millones de euros,casi de un 121 %, con la que está cayendo.
Samper concluye afirmando que “desde Sueña Torrevieja
siempre apostaremos por la difusión de la cultura y la
celebración de actos culturales, pero no con fórmulas que
vayan a suponer la ruina económica de Torrevieja como ya
ocurrió en 2012 bajo el gobierno de Eduardo Dolón”
.