07/04/21 – Después de que cundiera la voz de alarma entre muchas de las comunidades autónomas, Sanidad da un paso atrás con su polémico proyecto de imponer el uso de mascarilla en todo momento aunque se pudiera guardar la distancia de seguridad. La norma fue publicada la semana pasada en el BOE sin el acuerdo de las autonomías, y por ello, se debatirá un nuevo borrador en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

Este nuevo borrador contempla que en los lugares tales como playas, piscinas, ríos, lagos o pantanos y entornos «asimilados» se pueda prescindir del uso de mascarillas siempre que se pueda guardar la distancia de seguridad de 1,5 metros con otros grupos de personas no convivientes.

Se mantiene, eso sí, la obligación de portar mascarilla cuando las personas se encuentren en movimiento. Así, esta seguirá siendo obligatoria, por ejemplo, durante los paseos por la playa, independientemente de que esté vacía. Solo se podrá prescindir para la práctica deportiva en estos espacios.

Por otra parte, “los periodos de descanso antes o después del baño o de la práctica de deporte en medio acuático” o en ese entorno también estarán exentos la utilización de mascarillas. Lo mismo ocurrirá, según propone Sanidad mientras que se coma o beba, siempre que sea en lugares en los que esté permitido.

La Comunidad de Madrid, Murcia, Comunidad Valenciana, Baleares, Cataluña, Canarias o Andalucía habían expresado su intención de matizar la polémica normal del uso de mascarilla en la playa o en el campo, que tendrá que ser modificada en otro BOE aunque hoy se alcance un acuerdo en el Consejo Interterritorial.