08/03/21 – El grupo sanitario garantiza la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, la conciliación, la flexibilidad y el acceso a los programas de promoción para todos, factores decisivos dentro de la política de la Dirección de Personas

El grupo sanitario Ribera se escribe en femenino, confirmando que el éxito no es una cuestión de género. El 56% de los cargos directivos y puestos de responsabilidad del grupo están ocupados por mujeres y al frente de todos ellos se encuentra, desde hace algo más de cuatro meses, Elisa Tarazona, consejera delegada. En Ribera “todos los días son el día de la mujer”, asegura su máxima responsable, ya que el 70% de los profesionales que integran este grupo son mujeres. “Así es como ponemos en valor a la mujer, con un compromiso estratégico, en el día a día de una compañía que apuesta decididamente por la igualdad de oportunidades”, añade.
Aunque actualmente aún existen especialidades en las que predominan mujeres u hombres, el porcentaje se va diluyendo con el transcurso de los años, conforme se van incorporando nuevas generaciones de MIR. Tanto es así que en Ribera las mujeres médicas representan el 60% y en 26 de las 39 especialidades son mayoría. Además, en disciplinas como Neurofisiología Clínica o Farmacología Clínica, las mujeres representan el 100% de los profesionales en todos los centros del grupo Ribera.
Más del 75% suponen en especialidades como Pediatría y sus áreas específicas, además de en Hematología, Hemoterapia, Análisis clínicos de laboratorio, Alergología, Obstetricia y Ginecología.
Eva Baró, gerente del Hospital de Torrevieja, es una de las muchas mujeres con responsabilidad destacadas en el grupo y asegura que “Ribera pone a las mujeres en el lugar que les corresponde como profesionales, ni más ni menos, porque es una empresa donde cada cual es valorado por lo que hace y cómo lo hace”. “Llevo casi 14 años en el grupo y la empresa me ha acompañado no sólo en mis distintas fases profesionales sino en las personales, viendo crecer a mis hijos mientras yo también crecía profesionalmente. Este acompañamiento no es frecuente en las organizaciones”, proclama.
Ribera cuenta con un Plan de Igualdad en sus hospitales universitarios de Torrejón, Torrevieja y Vinalopó, un plan que se ha incorporado de facto en los centros sanitarios que se han sumado al grupo en los dos últimos años, como los hospitales Povisa, Polusa y Santa Justa. Estos planes incluyen acciones en materia de igualdad entre mujeres y hombres, con políticas de conciliación de la vida familiar y profesional, como el plan de retribución flexible, ayudas a guardería y transporte, lactancia acumulada y excedencia para el cuidado y la formación de todos sus profesionales.
La consejera delegada del grupo ha hecho “una referencia especial en este día a todas las personas que trabajamos en el sector sanitario, porque durante esta pandemia hemos duplicado nuestro trabajo y esfuerzo en el ámbito laboral, pero también en el personal”. “Llevamos un año atendiendo a más pacientes que nunca, con una elevada presión asistencial, al tiempo que nos hemos ocupado y preocupado especialmente por nuestras familias”, ha concluido.