,

Más de 200 personas asisten al primer concierto sinfónico de España en época de coronavirus a cargo de ADDA•Simfònica

El ciclo gratuito ‘Beethoven 250. Renace la música’ continúa los próximos días 19, 20, 21, 26, 27 y 28 de junio

Redacción: Poco a poco con la “nueva normalidad” se puede ir disfrutando de las actividades que habían permanecido paradas durante el tiempo de confinamiento. Así ha sido con la reapertura del Auditorio de la Diputación de Alicante que registró más de 200 personas en el primer concierto sinfónico que se celebró en España durante el estado de alarma, y que fue protagonizado por la orquesta ADDA·Simfònica, dirigida por Josep Vicent. “Ha sido todo un reto poder llevar a cabo esta audición pionera. Damos un paso muy importante en el proceso hacia la desescalada en el ámbito cultural que ha sido posible con el esfuerzo y la implicación de ADDA Simfònica” indicó la vicepresidenta y diputada de Cultura, Julia Parra.

Por su parte, el director de la Orquesta Josep Vicent, destacó “la emotividad de este encuentro con el público que ha empezado con un minuto de silencio dedicado a todas las víctimas del coronavirus. Agradecemos a todos los asistentes su colaboración y generosidad en el reconocimiento del gran trabajo realizado por nuestros músicos”.

Con el concierto celebrado el pasado sábado en la Sala Sinfónica del ADDA se inicia el festival ‘Beethoven 250. Renace la música’ que continuará, los próximos días 19, 20, 21, 26, 27 y 28 de junio. Todas las audiciones forman parte de un ciclo gratuito con el que la Diputación de Alicante y el auditorio han querido iniciar esta nueva etapa marcada por estrictas medidas de seguridad para garantizar la salud del público y los trabajadores.

La organización ha establecido unos protocolos que limitan el aforo atendiendo a la separación recomendada de dos metros, a excepción de las personas que conviven que puedan acomodarse juntas manteniendo la distancia obligatoria con el resto de asistentes. El público ha sido informado previamente del asiento asignado de forma individualizada y de las normas de prevención y seguridad para acceder al concierto.

Entre los requisitos cumplidos con  el público, asistió con mascarillas y se sometió a un test de temperatura antes de acceder a las instalaciones. El ADDA ha puesto a disposición de los usuarios hidrogel y se ha establecido un equipo de personas suficiente para atender las dudas y ayudar en el acceso y desalojo del edificio con los itinerarios seguros establecidos. Las medidas de seguridad se extienden a los miembros de la orquesta, que igualmente mantendrán la distancia de dos metros en el escenario. Delante de los instrumentos de viento se han dispuesto pantallas de metacrilato y el escenario es desinfectado a la finalización de cada ensayo y concierto.