,

Los últimos pacientes ingresados en los hoteles medicalizados de la provincia de Castellón reciben el alta médica

Sanidad desactiva estos centros que han acogido a 75 personas con síntomas leves de coronavirus durante más de un mes

Redacción: Los últimos pacientes ingresados en los hoteles medicalizados de la provincia de Castellón han recibido el alta médica por lo que la Consellería de Sanidad ha desactivado estas instalaciones para el tratamiento de personas con síntomas leves por coronavirus.

Se trata del Centro de Tecnificación Deportiva de Vila-real, adscrito al Hospital Universitario de la Plana y un hotel de Castellón, adscrito al Hospital Universitario General de Castelló, que han atendido durante más de un mes a un total de  75  pacientes.

En el caso del Centro de Tecnificación Deportiva de Vila-real, estas instalaciones se activaron el pasado 26 de marzo como unidad de cuidados mínimos para pacientes leves de COVID-19. Durante este tiempo ha atendido a 43 pacientes con una estancia media de 19,8 días.

El centro, que contaba con 36 habitaciones individuales, fue equipado por el Departamento de Salud de la Plana con los recursos humanos y sanitarios necesarios para el seguimiento de estos pacientes, además de otro material como televisores y red WiFi

Por su parte, el hotel medicalizado previsto por la Consellería de Sanidad para el Departamento de Salud de  Vinaroz no ha tenido que ser activado.

Por otro lado, el hotel de Castellón ha acogido a 32 personas que han estado albergadas, aunque nunca ha habido más de 26 pacientes simultáneos, con un promedio de estancia de 13 días. Para su atención, el Hospital General de Castellón había destinado un total de 11 profesionales de enfermería, 12 TCAE, junto con una supervisora. Además, ha contado con un un equipo facultativo de dos profesionales de media por día, con un total de 67.


En ambos casos, la derivación de pacientes a estos centros se ha debido a criterios clínicos de levedad y no a falta de capacidad de sus hospitales de referencia, que se han destinado a pacientes con síntomas de gravedad.