,

La Purísima recibe este martes a los niños/as nacidos en el último año con motivo de la Fiesta de la Candelaria

La celebración se adaptará a las medidas higiénico-sanitarias extraordinarias derivadas de la pandemia de COVID19. Serán los propios padres los que eleven a los pequeños ante la imagen de La Purísima que permanecerá sobre el pedestal de mármol en el que está instalada desde que comenzaron las obras de su Camarín.

Redacción: La asociación Hijos de la Inmaculada ha promovido la celebración del conocido como ‘día de la Candelaria’ el martes, 2 de febrero, donde especialmente todos los niños y niñas nacidos en el último año tendrán la oportunidad de ser presentados ante la Virgen.

En este año, la Celebración presenta algunas modificaciones con respecto a las ediciones anteriores, derivadas de la pandemia de COVID19 y las medidas extraordinarias promulgadas para su control. Como en todas las celebraciones que tienen lugar en los templos, el aforo está reducido a un tercio de su capacidad, debiéndose guardar la distancia establecida y el uso obligatorio de mascarilla y gel hidroalcohólico. Para el momento de la presentación de los niños y niñas ante la Virgen, se habilitará un punto de entrada y otro de salida del Altar Mayor. Serán los propios padres los que eleven a los pequeños ante la imagen de La Purísima que permanecerá sobre el pedestal de mármol en el que está instalada desde que comenzaron las obras de su Camarín. El sacerdote acompañará a los padres en este rito, pero sin tener contacto físico con los niños/as.

Pese a las circunstancias, la Eucaristía de las 19.30h en el Templo Arciprestal se revestirá de un tono solemne, pero a la vez, entrañable al quedar protagonizada por este gesto de devoción popular. Todos los niños y niñas que sean presentados a la Virgen recibirán un recuerdo de este momento.