,

LA OLA DE CALOR DA UNA TREGUA

17/08/21 – La ola de calor que ha dejado temperaturas extremas en nuestro país durante el fin de semana es ya historia. Al menos lo es para los españoles que viven en la Península, ya que en Canarias siguen sufriendo los estragos de la masa de aire subsahariana que ha ido desplazándose por todo el país estos días y ha dejado temperaturas récord. 

La jornada del domingo dio por finalizada la canícula que se despidió con valores de 47ºC en la estación meteorológica de la Base Aérea de Alcantarilla (Murcia), mientras que en en la mitad norte ya se notaba el ansiado descenso de las temperaturas, si bien es cierto que en el litoral gallego y cantábrico las temperaturas son bajas desde hace semanas.

Así, este lunes aún se registraron valores de hasta 44ºC en el valle del Guadalquivir y temperaturas entre los 41ºC y 43 ºC en lugares como Almería, Granada y Huelva. En zonas como el valle del Tajo y del Guadiana, así como en las Comunidades de Castilla-La Mancha y Región de Murcia, los termómetros llegaron a marcar los 40 ºC.

“Todavía este lunes el calor es extremo en puntos del sureste peninsular y valle del Guadalquivir, con más de 43ºC y 44ºC. Pero especial atención a Canarias: hoy se alcanzan hasta 45ºC, y mañana hay riesgo importante y extremo por altas temperaturas (más de 40ºC)”, explicaba Rubén del Campo, portavoz de la Aemet.

Será a partir de hoy cuando se producirá un gran bajón de temperaturas de entre 5ºC y 10ºC (y hasta 15ºC en algunos casos) respecto a los excepcionales valores registrados durante el fin de semana en la mitad sureste peninsular. Salvo en Canarias, donde se podrían superar otra vez los 40ºC, a partir de este martes el ambiente será mucho más soportable en el país, con valores habituales a la época.

De esta forma, provincias como Córdoba, Granada o Huelva, tendrán temperaturas mucho más amables, con 39ºC, 37ºC y 35ºC de máximas. Habrá “temperaturas en descenso, notable en amplias zonas. Vientos de componente este en la vertiente mediterránea y de componente oeste en el resto”, dice la Aemet. 

También Extremadura vivirá un un claro descenso de los termómetros en los próximos días, con máximas que no llegarán a sobresar los 36ºC o 37ºC en puntos como Mérida, Almendralejo o Don Benito, que registraron valores este fin de semana que se situaban alrededor de los 46ºC. Tanto o más de lo mismo ocurrirá en Murcia, que aunque ayer aún vio cómo los termómetros llegaban a máximas de 46ºC en puntos del centro de la provincia, durante el martes y el miércoles registrará máximas alrededor de los 31ºC.  

Asimismo, Castilla-La Mancha, que también sufrió el pasado fin de semana los envites de la ola de calor, con Talavera de la Reina registrando su récord máximo de temperatura con 45,5ºC, verá también como los termómetros vuelven a la normalidad. Durante este martes y el próximo miércoles las máximas se situarán en 36ºC. “Temperaturas en descenso, notable en el caso de las máximas en el sureste. Vientos flojos predominando el este y sureste en Albacete y el sur de Cuenca y la componente norte en el resto de la Comunidad”, predice la Aemet. 

La cosa no acaba aquí, en ciertos territorios los termómetros podrían encontrarse por debajo de lo normal y se pueden producir chubascos aislados en el Cantábrico, en la mitad este y El Estrecho. “Temperaturas en descenso, notable en amplias zonas. Vientos de componente este en la vertiente mediterránea y de componente oeste en el resto”, apunta la Agencia Estatal de Meteorología. 

La cosa no durará mucho, ya que los modelos meteorológicos predicen un aumento de las temperaturas de nuevo de cara al fin de semana, sobre todo en el sureste peninsular. Aún así, se prevé que agosto termine con temperaturas normales debido a la posible presencia de masas de aire frescas e  inestabilidad procedentes del Atlántico.