,

La mayor concentración nacional de motos de agua llegará a nuestra costa con la travesía Santa Pola – Torrevieja

El concejal de Playas del Ayuntamiento de Torrevieja, Antonio Vidal, informó ayer a través de nota de prensa que el sábado, 12 de octubre, se celebrará la travesía Santa Pola-Torrevieja, en lo que será la mayor concentración de motos de agua de nuestro país. Esta será la segunda “Gran Travesía” de motos de agua de nuestra provincia y la más participativa, ya que participarán 170 motos acuáticas que se desplazarán desde diferentes lugares de España, no solamente desde nuestra provincia, sino también de Murcia, Valencia, Madrid, Islas Baleares, Cádiz, Ciudad Real, Almería y Badajoz.

Darío Baño: La travesía dará comienzo en Santa Pola a las 10:00 horas atracando en la Isla de Tabarca y finalizando en la zona de la playa del Acequión de Torrevieja sobre las 13:30 horas, dentro de la dársena del puerto. Al finalizar, habrá una exhibición de la campeona de España de Flyboard, Elena Vera. El recorrido será de unas 50 millas náuticas (más de 80 kilómetros), y según explica el comunicado, cuenta con todos los permisos pertinentes de las autoridades marítimas. La prueba tendrá cuatro embarcaciones de apoyo y una ambulancia a su llegada a Torrevieja.

Antonio Vidal destaca la importancia de esta gran concentración de motos acuáticas con llegada en Torrevieja, añadiendo que este evento deportivo “tiene como objetivo fomentar las buenas prácticas náuticas, convivencia y compañerismo en un acontecimiento único, así como el uso responsable de embarcaciones y respeto a la naturaleza y al medio ambiente”. Además, el edil apunta, que los deportes náuticos en general y las motos acuáticas en particular, no son para disfrutar solo en verano, “como se podrá comprobar en esta travesía Santa Pola-Torrevieja”.

Por último, cabe destacar que los responsables de la prueba han propuesto que cada uno de los 170 participantes traiga consigo en su moto acuática un kilo de comida como arroz, pasta o legumbres, para poder donarlos a una ONG o comedor social, esperando reunir al menos 170 kilos de comida no perecedera.