Se le considera en su país de origen el líder de una organización criminal dedicada a la extracción de grandes cantidades de cocaína del puerto de Amberes (Bélgica) y vinculado directamente con el tráfico de armas

Redacción: La Guardia Civil detiene a uno de los mayores narcotraficantes de Bélgica reclamado por aquel país

La Guardia Civil, ha detenido en Almuñécar  (Granada) al ciudadano belga Y.M.W, de 33 años de edad, reclamado por las autoridades belgas por delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

La investigación se inició el pasado junio, cuando desde Bélgica se solicitó la localización del ahora detenido por delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal, todo ello directamente relacionado con el tráfico de armas.

 De esta manera, la Policía Federal de Bélgica informó a la Guardia Civil de que Y.M.W estaba considerado como uno de los máximos responsables de una organización criminal dedicada a la extracción de grandes remesas de cocaína del puerto belga de Amberes que posteriormente era distribuida por el resto del continente. Además, personal de dicha organización estaba directamente vinculado al tráfico de armas de guerra a nivel internacional.

 Por todo ello, la Guardia Civil inició el pasado verano una exhaustiva investigación para su localización, la cual dirigió a los investigadores hasta el municipio malagueño de Estepona, donde esta persona vivía junto a su familia en una lujosa villa apartada del núcleo urbano y de difícil acceso.

 Posteriormente, en el mes de octubre, se emitió una Orden Europea de Detención y Entrega por parte de las autoridades judiciales belgas y, en el momento en que esta entró en vigor, Y. M. W. huyó precipitadamente de la vivienda, lo que llevó a los investigadores a sospechar que esta persona disponía de información privilegiada que pudo ayudar a su huida.

En consonancia con lo anterior, los agentes pudieron comprobar que la hija de Y.M.W, había quedado a cargo de los padres de este en Estepona y estos ejercían el cuidado de la misma, evitando así cualquier contacto con el huido.

Reencuentro familiar navideño

Ante la proximidad de las fechas navideñas y de un posible reencuentro familiar, los agentes establecieron una estrecha y discreta vigilancia sobre los padres de Y.M.W., la cual dio sus frutos el pasado 23 de diciembre, cuando los mismos se dirigieron a la provincia de Granada, concretamente al municipio de Almuñecar, donde el huido fue localizado en una de las zonas más exclusivas de la provincia, nuevamente viviendo en una lujosa villa de acceso prácticamente imposible.

Una vez ubicada esta vivienda, miembros del Equipo de Huidos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, establecieron un dispositivo de vigilancia alrededor de la misma, deteniendo al huido en el momento en que este salió hacia un mirador de la zona en patinete eléctrico.

Al realizar la detención el huido no opuso resistencia, siendo perfectamente conocedor de los cargos que se le imputaban en su país de origen y manifestando que sospechaba que estaba sufriendo una fuerte presión policial, motivo por el que se ocultó a conciencia.

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción nº 5 de la Audiencia Nacional el cual decretó su ingreso en prisión a la espera de ser extraditado a Bélgica.

Equipo de Huidos de la Justicia de la Guardia Civil                                                                      

Desde su creación en 2015, el Equipo de Huidos de la Justicia, encuadrado en la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, ha llevado a cabo numerosas detenciones en nuestro país de criminales huidos de la justicia de otros países y siempre en estrecha colaboración con las fuerzas policiales del país interesado.

Entre otras, destaca la detención en 2018 de D. D. H, uno de los pederastas más buscados de Europa, el cual tras su detención en Granada por parte de este Equipo y posterior extradición al Reino Unido, fue condenado a 23 años de prisión por los delitos de agresión sexual cometidos sobre dos menores de edad.

Por otro lado, la detención en 2019 en el vecino país de Portugal tras una investigación del Equipo de Huidos de la Justicia de A. M., criminal internacional de nacionalidad israelí reclamado por las autoridades judiciales de Colombia, supuso la caída de uno de los mayores responsables de la trata de personas con fines de explotación sexual en el país sudamericano.