,

El concejal de Bienestar Social reconoce la falta de personal y se compromete a la creación de un albergue para personas sin hogar

El actual edil de Bienestar Social, Tomás Ballester, visitó los estudios de Torrevieja Radio para repasar la actualidad de su Concejalía, y abordar también sus delegaciones en Familia, Vivienda, Accesibilidad, Igualdad, Dependencia y Mujer, desde que hace tres meses y medio volviera al equipo de Gobierno del Partido Popular tras las últimas elecciones locales.

Darío Baño: Tomás Ballester dijo haberse encontrado, “una casa muy distinta a la que dejé en 2015 en la que pese a las dificultades había una actitud positiva y hermandad entre todos para sacar el trabajo adelante” haciendo referencia a la Concejalía de Bienestar Social, ya que en su vuelta como edil tras los últimos cuatro años de gobierno multipartito afirma haber recibido una concejalía “con tristeza y falta de personal”. Precisamente sobre el actual estado de Bienestar Social en Torrevieja, el grupo municipal de Ciudadanos, liderado por Pilar Gómez Magán, emitió un comunicado en el que cuestionaban la gestión y funcionamiento de dicha concejalía debido a la falta de personal. Ballester considera que el comunicado del partido naranja “estaba fuera de lugar” pero reconoció que están “desbordados de trabajo” y que la falta de personal es un problema real que el alcalde conoce. Según explicó el edil, el propio Eduardo Dolón tomará las medidas oportunas con movimientos de funcionarios de unos departamentos a otros, para que próximamente entren dos personas en prestación de servicios de Bienestar Social y otra en comisión de servicios. Además, también anunció que ocho de los jóvenes en paro de los programas EMPUJU y EMCUJU entrarán a trabajar en la concejalía a finales de este mes duplicándose así la plantilla actual.

Durante la última gota fría sufrida en la comarca de la Vega Baja, el Ayuntamiento de Torrevieja decidió habilitar el Pabellón Municipal de Deportes “Cecilio Gallego” para aquellas personas que sufrieran graves desperfectos en sus viviendas, pero también para las personas sin hogar. Tras esta medida, algunos torrevejenses reclamaron la necesidad de crear un albergue para personas sin hogar que funcionara de manera ininterrumpida, sin tener que optar por medidas extraordinarias en situaciones de emergencia. Tomás Ballester, preguntado al respecto en Torrevieja Radio, confesó que, aunque anteriormente “nunca se había planteado el tema del albergue en Torrevieja”, ahora el alcalde tenía en mente su creación. Ballester manifestó que se trataba de una asignatura pendiente que personalmente él sentía que tenía con la ciudad como concejal del área, y que, según desveló, “entre los terrenos que nos ceda la Iglesia y el dinero que ponga el Ayuntamiento se podrá convertir en realidad”. De momento no hay fecha concreta para el proyecto de dicho albergue, pero el concejal de Bienestar Social confirmó que sería de nueva construcción.

Además del trabajo diario atendiendo a la ciudadanía que requiere de los servicios de Bienestar Social y de sacar adelante proyectos como el del albergue para personas sin hogar, Tomás Ballester considera prioritario “recuperar” la Residencia para Diversidad Funcional, actualmente cedida de manera gratuita a la Generalitat por el anterior equipo de gobierno. Cabe recordar, que la mencionada cesión se realizó, según se manifestó desde el mayoritario gobierno de izquierdas previo, para que a través de una gestión integral de la Generalitat se desbloqueara la situación de un edificio que a día de hoy nunca ha abierto sus puertas. El gran problema llegó cuando se hizo oficial que el Consell pretendía utilizar el edificio para la atención a personas con diversidad funcional, pero también como punto de encuentro familiar y centro de menores tutelados. Esta combinación, recordó el concejal, no es viable en un mismo edificio ni para el Partido Popular, que manifestó en su día su desaprobación como oposición, ni para las asociaciones que atienden la diversidad funcional en Torrevieja, ya que consideran que la convivencia podría llegar a ser problemática. Por ello, Ballester fue tajante en nuestros micrófonos, “nuestra lucha es por la reversión y tenemos a favor a las asociaciones”, explicando que “el primer paso es recuperar la titularidad de la residencia y luego que la línea de subvenciones también nos ayude”, mostrando finalmente su confianza en conseguirlo por la existencia de precedentes en la Comunidad Valenciana.