, ,

EL COMITÉ DE EMPRESA DEL HOSPITAL DE TORREVIEJA INSTA A LOS GRUPOS MUNICIPALES A RECHAZAR LA CREACIÓN DE UNA EMPRESA PÚBLICA PARA LA GESTIÓN DEL HOSPITAL

22/04/21 – Los grupos mucicipales del ayuntamiento de torrevieja han recibido una petición de parte del comité de empresa del hospital de Torrevieja para que se muestre de manera unánime su rechazo a la creación de una empresa pública para la gestión del mismo.

Para ello han remitido un escrito a todos los grupos exponiendo sus motivos entre los que se incluyen la falta de información por parte de la consellería acerca del modelo que se va a utilizar para la reversión al sistema público ya que han sabido a través de los medios de comunicación la Resolución de la Consellera para iniciar un Decreto-Ley del Consell por el cual se autoriza la creación de la empresa pública de Salud de la Comunidad Valenciana.

Asegura el Comité de Empresa del Departamento 22 de Salud , que de esta manera se incumple la Ley 10/2014, de 29 de Diciembre, de Salud de la Comunidad Valenciana, aún vigente y que viene a decir que se tendrá que llevar a cabo preferentemente de manera directa de carácter público como ya se ha hecho en la reversión del departamento de la Ribera, conocido como Modelo Alzira, así como su personal afectado seguirá en sus puestos en condición de personal a extinguir, desempeñando sus tareas y con idéntica condición de personal laboral hasta que se cese por causas legales de extinción de los contratos laborales previstas en el Estatuto de los trabajadores.

Asi mismo, desde el comité de empresa creen que es un agravio comparativo con los trabajadores del departamento, ya que van a gozar de un tratamiento diferente al que tienen sus compañeros de la Ribera al mismo tiempo que no quieren ser un nuevo modelo experimental en la comunidad valenciana. Por último en el escrito, el comité de empresa recalca que la creación de una “Empresa Pública” no es la figura más estable para sus profesionales y que puede traducirse en una alta fuga de personal sanitario y con ello, no poder seguir prestando los mismos servicios públicos sanitarios que merecen los ciudadanos.