El Hospital Universitario de Torrevieja no ha registrado ningún ingreso por coronavirus desde el pasado 5 de mayo.

El Departamento de salud ha recuperado parte de la normalidad según lo permite la situación epidemiológica, manteniendo circuitos de prevención y control de accesos.

Redacción: El Hospital Universitario de Torrevieja está tan solo a un paso de decir “adiós” al coronavirus al no contar con ningún paciente ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos por coronavirus. Además, desde el pasado 5 de mayo el centro hospitalario no ha registrado ningún ingreso por esta infección.

Estas cifras permiten que, tanto el Hospital Universitario de Torrevieja como los centros de salud del Departamento, se encuentren actualmente en la fase de recuperación de la actividad asistencial. Y es que, uno de los efectos de la crisis sanitaria COVID-19 fue la suspensión temporal de la actividad demorable para poder hacer frente a la actividad urgente, a las necesidades sanitarias relacionadas con el coronavirus y con el fin de contener la infección en la comunidad. 

La atención a pacientes COVID-19, en su momento más elevado, hizo necesario la reestructuración de espacios e instalaciones del hospital torrevejense gestionado por Ribera Salud. Áreas que ahora han de ser preparadas de nuevo para utilizarlas en la función que desempeñaban antes de la pandemia. “Por este motivo, hemos intensificado los procesos de limpieza y desinfección de todas las instalaciones y equipos para prepararlos de nuevo para su uso habitual, así como en todas las zonas comunes”, asegura Eva Baró, Gerente del hospital.

El Departamento de Salud de Torrevieja, en colaboración con la Conselleria de Sanidad, ha iniciado la desescalada, recuperando parte de la normalidad según lo permite la situación epidemiológica, y manteniendo los circuitos de prevención y control de acceso a los centros.  “Hemos retomado la actividad en consultas, pruebas y quirófano, espaciando las agendas, estableciendo un horario más amplio tanto por la mañana como por la tarde.  La prioridad está siendo atender a aquellos pacientes que vieron retrasadas sus citas hace 2 meses, atendiendo cada caso de forma personalizada.  La intención del Departamento es recuperar la normalidad a lo largo del mes de junio”, explica la Dra. Baró.