La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha examinado con los mandos los detalles de la operación contra el COVID-19 y ha expresado el reconocimiento y el orgullo por la labor de las Fuerzas Armadas.

Redacción: La ministra de Defensa, Margarita Robles, se ha reunido en la sede del Mando de Operaciones (MOPS) con el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), Miguel Ángel Villarroya; el secretario de Estado, Ángel Olivares; el comandante del Mando de Operaciones (CMOPS), el teniente general Fernando López del Pozo, y el general jefe de la Unidad Militar de Emergencias (GEJUME), Luis Martínez Meijide, para conocer de cerca la Operación ‘Balmis’, en la que cerca de 2.700 militares luchan contra el coronavirus.

La titular de Defensa ha querido agradecer personalmente a todo el personal del Centro de Operaciones, desde donde se dirige la Operación y ha expresado el reconocimiento y el orgullo por la labor de las Fuerzas Armadas.

Posteriormente, durante la reunión, el teniente general Fernando López del Pozo ha hecho un repaso y una actualización de los ocho días desde que se activó la Operación ‘Balmis’.

Ha destacado que desde el 16 de marzo, cuando se desplegaron 910 militares de los tres Ejércitos y la UME en siete localidades, se ha pasado a día de hoy a tener implicados 2682 militares en 135 localidades.

Dentro del objetivo de la Operación ‘Balmis’ de contribuir a preservar la seguridad y el bienestar de los ciudadanos durante el COVID19, el general ha expuesto las cuatro áreas en las que se ha distribuido la labor de las Fuerzas Armadas.

La primera se centra el apoyo a la Seguridad, para lo que se está llevando a cabo una importante labor de presencia en calles y puntos críticos, así como el apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, por ejemplo, con la seguridad de las tres centrales nucleares españolas.

Otra área es la relativa al Apoyo Logístico, con el transporte terrestre y aéreo, el traslado de enfermos, y ahora también de fallecidos a los espacios habilitados.

Importante también es la recepción y distribución de material sanitario, atendiendo a las necedades que se solicitados. En este sentido, el comandante del Mando de Operaciones ha adelantado a la ministra de Defensa que en los próximos días se entregará una UCI móvil del Ejército del Aire para el hospital de campaña de IFEMA, en Madrid.

Como tercera necesidad, desde el Centro de Operaciones se han ofrecido diferentes capacidades sanitarias. Durante estos ocho últimos días, las Fuerzas Armadas han llegado a desinfectar cerca de 800 instalaciones sanitarias y residencias de mayores, además de instalaciones de la Administración General del Estado (aeropuertos, puertos y estaciones de FFCC, centros penitenciarios, instalaciones de la DGT, entre otros).

Asimismo, el general ha destacado a la titular de Defensa el despliegue de medios y personal sanitario, como son los carretilleros del Centro Militar de Farmacia de la Defensa y personal especializado en cocina y el apoyo sanitario en los albergues de Cádiz, León y el hospital de Oviedo.

En una cuarta área, la Operación ‘Balmis’ dedica un especial esfuerzo en el apoyo en la planificación e instalación de hospitales de campaña en IFEMA, Alcalá de Henares y 12 de Octubre de Madrid; los campamentos de Emergencia en IFEMA de Madrid, FIRA de Barcelona, León, Cádiz, San Fernando, Ceuta y las Palmas; y el reparto de comids como en Cartagena.

Finalmente, la ministra ha podido conocer la previsión a corto/medio plazo como es mantener el esfuerzo actual, manteniendo todas las medidas de protección de los militares que participan; el incremento de misiones de colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y seguir aportando todas las capacidades a las necesidades que se soliciten.