Castellón, Llíria y Torrevieja, sedes confirmadas en 2021

La Fundación Trinidad Alfonso impulsa los grandes eventos deportivos internacionales con el programa ‘PAC_CV Plus’ aportando un total de 15 millones de euros

Redacción: El Comité Olímpico Español, la Generalitat Valenciana y la Fundación Trinidad Alfonso han presentado esta mañana ‘PAC_CV Plus’, una ampliación del Programa de Apoyo a Competiciones que atrae numerosas competiciones a la Comunidad Valenciana y que incorporará el Campeonato del Mundo de Balonmano Femenino que organizará España por primera vez en diciembre de 2021.

Celebrado en la sede de la Fundación Trinidad Alfonso, en el acto han estado presentes el Presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco; la Presidenta del Consejo Superior de Deportes, María José Rienda; el Conseller de Cultura i Esports de la Generalitat Valenciana, Vicent Marzà, la directora de la Fundación Trinidad Alfonso, Elena Tejedor; el presidente de la Real Federación Española de Balonmano, Francisco V. Blázquez; el presidente de la Federación Española de Baloncesto, Jorge Garbajosa; el presidente de la Real Federación Española de Gimnasia, Jesús Carballo; y el presidente de la Federación Española de Rugby, Alfonso Feijoo.

La Fundación Trinidad Alfonso va a destinar un total de 15 millones de euros entre 2020 y 2024 para convertir a la Comunidad Valenciana en la Comunitat de l’Esport. Y es que, además del Campeonato del Mundo de Balonmano Femenino en 2021, están confirmados en la Comunidad Valenciana: el Campeonato del Mundo de Rugby en categoría Sub 20, el Campeonato del Mundo de Gimnasia Rítmica y el Eurobasket Femenino con sede en la Fuente de San Luis.

Castellón, Llíria y Torrevieja, sedes confirmadas en 2021

El Campeonato del Mundo de Balonmano Femenino es uno de los grandes exponentes del deporte femenino en todo el planeta, y en 2021 la Comunidad Valenciana va a estar representada en él por medio de tres sedes: Castellón, Llíria y Torrevieja.

España organiza el Campeonato del Mundo de Balonmano Femenino por primera vez en la historia, una cita singular por la presencia en ella de 32 equipos participantes –la mayor cifra de la historia– que aseguran la globalidad del evento, cuyo impacto económico alcanza los 300 millones de euros.

El incremento del número de equipos hace previsible que Europa vaya a disponer en el evento de sus grandes representantes, caso de Noruega, Francia, Dinamarca, Países Bajos, Rusia, etc. Junto a ellos, cabe destacar el notable avance del balonmano en América, liderado por Brasil y Argentina; el emergente balonmano de África en el que Túnez y Senegal ya discuten la supremacía de Angola; y el talento del balonmano en Asia, en donde al gran dominador histórico, que es Corea del Sur, se une Japón que, impulsado por la cita olímpica de 2020, ha invertido mucho para elevar su nivel en todos los sentidos.