Carles Mulet, senador territorial de Compromís, reclamó ayer, en una rueda de prensa en el despacho de Los Verdes de Torrevieja: Compromiso Municipal, que se acelere el desdoblamiento real e integral de la N-332 a su paso por el municipio, de forma que se de una respuesta a los problemas de movilidad que sufren sus vecinos y se liberalice la AP-7 que podría realizar funciones de variante efectiva a este vial en el tramo Torrevieja-Orihuela Costa.

Darío Baño: Mulet, que compareció acompañado de la portavoz del grupo municipal de Los Verdes, Carmen Morate, señaló que “el bipartidismo se olvida de Torrevieja cuando llega a las instituciones y a los diputados y senadores de PP, PSOE y Ciudadanos rechazan sin ruborizarse propuestas que Compromís ha planteado en Madrid, como ha ocurrido con las iniciativas para que la localidad cuente con una sede de la Agencia Tributaria permanente, la potencia eléctrica necesaria para la desaladora, una nueva comisaría de Policía Nacional, los trenes de Cercanías hasta Alicante, el fin de los peajes en la AP-7, el desdoblamiento de la N-332 o la mejora de la CV-95”.

El senador territorial apuntó que el incumplimiento de los plazos y previsiones de redacción de proyectos e inicio de obras han sido claramente incumplidos “y esto es por culpa de quienes aquí dicen una cosa y cuando cruzan Almansa se convierten en peones de sus respectivos partidos, olvidando a las personas a quien representan”. Según explicaron, las actuaciones de Los Verdes-Compromís han pasado desde el primer momento por “priorizar actuaciones como la N-332, frente a los líos del PP, que enredaban a la gente con la responsabilidad en la redacción del proyecto o los convenios y protocolos entre Estado y autonomía, mientras el vial seguía demorándose de forma muy curiosa y posiblemente actuando de mala fe”, señaló el senador.

“Mientras en toda España se aplican bonificaciones en la autopista”, indicó Mulet, “aquí parece que no se pueda bonificar para dar solución a un problema bien definido como es la saturación y peligrosidad en la N-332 que utilizan 40.000 vehículos diariamente, cuando la AP-7 que acaba su concesión en 2048 podría ser una alternativa rápida y segura a la movilidad en la Vega Baja. Por eso seremos muy exigentes para que exista consignación suficiente y se ejecute cuanto antes esta esperada actuación”.

El representante territorial de Compromís dijo lamentar la parálisis institucional fruto de la inestabilidad y debilidad política y que los problemas de la ciudadanía de Orihuela, Torrevieja, Elche o Santa Pola por citar algunos municipios “sigan sin solucionarse”. Así, ha citado como ejemplos el hecho que la quinta ciudad de la autonomía siga sin tren, no se rescate el peaje como sí se hace en otros lugares y se rechacen todas las enmiendas a los presupuestos del Estado que Compromís ha presentado, y concluyó; “mientras no existan mejores comunicaciones en tren, en tranvía y medios colectivos ecológicos no nos queda más remedio que reclamar el desdoblamiento de una carretera, ya que beneficiará claramente a sus usuarios”.