Los pequeños de 6 y 12 años que han tenido la oportunidad de interactuar con los profesionales y familiarizarse con el material sanitario que se utiliza para atender una emergencia.

Esta colaboración ha formado a jóvenes vinculados con el Club de Balonmano de la élite Salinera por un lado y, por otro lado, de la escuela de verano de Benejúzar. El ciclo de talleres se cerrará el próximo 17 de julio en la escuela de verano de Dolores.

Redacción: Profesionales de enfermería del Hospital Universitario de Torrevieja han impartido un taller práctico de primeros auxilios y Reanimación Cardiopulmonar (RCP) en el Polideportivo de Benejúzar, dentro de las directrices del Plan Nacional de Reanimación Cardiopulmonar, que trata de acercar el conocimiento de las maniobras de resucitación básicas a toda la población.

Esta actividad educativa, en la que han participado alrededor de 200 niños y niñas de entre 6 y 12 años, se ha centrado en inculcar a los más pequeños una educación sobre técnicas de primeros auxilios. De esta manera, los profesionales del Hospital de Torrevieja han ejercido como “profesores cualificados” por unas horas en una materia que “salva vidas”. Los más pequeños han podido interactuar con los profesionales y familiarizarse con el material sanitario que se utiliza para atender una emergencia.

Además, durante la sesión, los alumnos han aprendido la posición lateral de seguridad y la maniobra de Heimlich, procedimiento de primeros auxilios que permite desobstruir el conducto respiratorio, normalmente bloqueado por un trozo de alimento o cualquier otro objeto. Se trata de una técnica efectiva que consigue salvar vidas en caso de asfixia por atragantamiento.

Por otra parte, en la segunda parte de la jornada, las instrucciones se han centrado en la secuencia de actuación para la reanimación cardiopulmonar básica, practicándola por grupos de 5 y 6 personas bajo la supervisión de los profesionales sanitarios y los monitores, entre ellos mismos y con muñecos.

El Hospital Universitario de Torrevieja trabaja para crear espacio cardioprotegidos y cardiosaludables. Por ello, estos talleres también se ofrecieron a los jóvenes vinculados con el Club de Balonmano Élite Salinera y terminarán el próximo 17 de julio con una demostración en la escuela de verano de Dolores.