El alcalde de Torrevieja, José Manuel Dolón, ha comparecido en rueda de prensa para aclarar el punto exacto en el que se encuentra el contrato de las basuras. En este sentido, ha explicado que “desde el 17 de enero se encuentra en intervención y esperamos que esta vez sea de conformidad”.

Redacción: Para contextualizar el proceso que se ha seguido con este complejo expediente, Dolón ha hecho una retrospectiva de la cronología del mencionado contrato. En este sentido, ha explicado que “hablamos de un expediente que ha tenido cuatro fases y conviene recordarlas para saber de dónde venimos y en qué punto nos encontramos”. La primera fase, tal y como la ha definido, sería la de “la corrupción del Partido Popular”. A este respecto, ha recordado que el contrato se adjudicó en 2004 y se extendió hasta 2014, con dos prórrogas adicionales hasta el año 2016. “Todos sabéis las consecuencias de aquella gestión, manipulaciones y amaños para adjudicarlo a una empresa concreta y que costó casi 200 millones de euros”, ha concretado Dolón. 

La última prórroga del contrato llegó a su fin coincidiendo con el cambio de gobierno en el Ayuntamiento. Desde entonces, se inició lo que Dolón denomina la segunda fase, consistente en “la gestión directa con la municipalización del servicio”. En dicho proyecto fue aprobado, y que el 16 de septiembre de ese mismo año se llevó a Pleno, donde finalmente sería rechazado con los votos en contra de Partido Popular y Ciudadanos. “Torrevieja podría tener desde entonces el servicio funcionando a pleno rendimiento con nuevos camiones y maquinaria renovada, contenedores, locales, etc, pero la oposición se negó y lo impidió votando en contra”. 

De ahí se pasó a la tercera frase, que ha sido descrita por José Manuel Dolón como la de la “gestión indirecta del contrato”, algo que, tal y como ha explicado, “nos llegó de manera forzada por parte de la oposición como consecuencia de haber votado en contra del Presupuesto que contenía las partidas económicas para su ejecución”.  Tras iniciar el expediente y con el pliego de condiciones en un estado “muy avanzado”, Dolón mantuvo una reunión en noviembre de 2017 con el Comité de Empresa y representantes sindicales, donde le pidieron que el expediente fuera tramitado bajo la nueva ley de contratación. Al final, y de la mano de los trabajadores de Acciona, se decidió paralizar el contrato y rehacerlo bajo la nueva ley de contratos de la Administración Pública, ya que tal y como defendieron, de esta forma se podían acoger a una serie de beneficios adicionales que mejoraban sus condiciones laborales. 

Desde el pasado 9 de marzo de 2018 que entró en vigor la nueva Ley de Contratación los técnicos han estado trabajando en la elaboración de un nuevo expediente de contratación, el cual y tras haber seguido un complejo camino, está desde el pasado 17 de enero en Intervención. Dolón ha explicado que “en ningún momento he dejado de insistir y de presionar para conseguir que salga adelante, pero es algo que ya no se trata de una decisión política”.

El alcalde  ha recordado que “sí era una decisión política cuando se tramitó la municipalización o cuando aceptamos la propuesta de los trabajadores para reconducir el contrato con la nueva ley cuando ya lo teníamos casi acabado”.  No obstante, el alcalde espera que “esta vez el expediente vuelva sin reparo y con luz verde para su licitación”. De ser así, Dolón ha confirmado que en ese momento se reunirá con los representantes de los trabajadores “como se ha venido haciendo siempre”. 

Cesión Museo de la Semana Santa 

En otro orden de cosas, José Manuel Dolón también ha hecho referencia a la cesión del Museo de la Semana Santa al juzgado y a la Guardia Civil, asegurando que “está hecha desde hace meses”.

Tal y como ha explicado el alcalde, lo único que hace falta “es que Iberdrola dé suministro eléctrico para que se pueda conceder las preceptivas licencias y proceder a su apertura”. “El documento de cesión está hecho y firmado por la Consellería, por el Ayuntamiento y por la Guardia Civil, pero no se trata de un tema político, ya que el suministro eléctrico es algo que han de resolver los técnicos”, ha concluido Dolón.