La reparación se lleva a cabo en los talleres oriolanos de joyera Gloria Valero.

La intención es que La Purísima pueda volver a portar sobre su pecho la Cruz reparada esta misma Semana Santa, particularmente en su participación en la procesión del Encuentro.

Redacción: La asociación ‘Hijos de la Inmaculada’ acaba de encargar a la joyera Gloria Valero la reparación de la Cruz Pectoral conocida popularmente como “del Pavo Real”, que fue robada el pasado mes de enero y posteriormente recuperada por la Guardia Civil.

Tal y como se informó entonces, esta Cruz había perdido el símbolo que le da nombre, consistente en el pequeño pavo real que la remata. Por ello, los trabajos que se van a llevar a cabo se centrarán principalmente en la elaboración de una reproducción de dicho ave y en el engarzado de toda la pieza, con la filigrana floral que la acompaña.

La reparación se va a ejecutar en los talleres que la joyera tiene en Orihuela y su proceso será seguido de forma permanente por la Asociación. Entre las distintas valoraciones aportadas por expertos, finalmente se ha decidido confiar en Gloria Valero atendiendo, además de su reconocida profesionalidad, al hecho de que hace ya algunos años su padre restauró esta misma pieza del ajuar de la patrona de Torrevieja.

Los trabajos ya se han puesto en marcha con el objetivo de que La Purísima pueda volver a portar sobre su pecho la Cruz reparada esta misma Semana Santa, particularmente en su participación en la procesión del Encuentro.

Esta será la primera de las dos Cruces a reparar. La otra también robada y recuperada, que habitualmente usaba la Virgen de forma ordinaria, deberá esperar ya que por el estado que presenta fragmentada en diversos trozos, su restauración es algo más compleja, así como también hay que priorizar los gastos que se pueden afrontar, a fin de no comprometer otros proyectos importantes como la remodelación para el acceso al Camarín de La Purísima cuyas obras están previsto que den comienzo en el mes de junio.

No obstante, la Asociación, como en cualquier otro proceso que tiene que ver con el patrimonio de la Patrona, está abierta a las aportaciones económicas que los fieles y devotos tengan el gusto de realizar con el fin de contribuir a sufragar esta reparación.