El presidente de la Diputación de Alicante y el jefe del Consell mantienen su primera reunión institucional en el Palau de la Generalitat

Redacción: El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, se ha reunido con el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, con el objetivo de tratar asuntos de interés para la provincia. El agua, la financiación autonómica, el turismo o las infraestructuras han sido algunos de los asuntos que Mazón ha puesto encima de la mesa y sobre los que ha “exigido” a Puig una mayor reacción y contundencia con respecto al Gobierno de España.

Al término del encuentro, el primero de esta legislatura entre ambos, el presidente ha puntualizado: “estoy satisfecho sobre el desarrollo de algunas sombras que aún podrían quedar con respecto al futuro de las diputaciones o de las relaciones con el Consell. Hablo del Fondo de Cooperación Municipal, de la Ley de Mancomunidades y de la Ley de Servicios Sociales”.

En este sentido, ha indicado: “hemos acordado dejar a un lado la relación de imposición para pasar a un modelo de cooperación y coordinación con la creación de una Comisión Mixta Permanente para esta legislatura. Cualquier ley en la que puedan participar o que afecte a las diputaciones no se llevará a las Cortes Valencianas si no ha pasado antes por dicha comisión, por un foro de coordinación y por una búsqueda de consenso, dentro del diálogo y de las competencias propias de cada administración”.

Mazón ha calificado esta propuesta de “un paso adelante en el que ya hemos establecido los interlocutores de esa comisión que afectará a varias consellerias”.

En la misma línea, el presidente de la Diputación ha destacado: “se establece un clima distinto de cooperación. No podemos permitir que se nos obligue a las diputaciones a renunciar a nuestro principio de organización, a nuestro apoyo prioritario a los pequeños municipios contra un presupuesto que es complicado”.

Mazón ha insistido en que el dinero y los recursos en estos momentos no están en la Comunitat Valenciana, “por lo tanto no podemos pelearnos por ellos. Están en Madrid y en Bruselas y por ello le he pedido contundencia a Puig, porque lo que está ocurriendo con la financiación de la Comunitat es inadmisible. Se inventan informes que ni existen para no adelantarnos siquiera los fondos de liquidación que merecemos y desde que es presidente Pedro Sánchez el nivel de exigencia de la Generalitat deja mucho que desear”.

Otros focos de reivindicación que le ha trasladado el responsable institucional al jefe del Consell es el de la gestión del programa del Imserso. “Para el sector hotelero de Benidorm y de la provincia es una situación que no se puede tolerar y tendremos que acabar yendo a un nuevo modelo”. También en materia turística ha concretado que le ha pedido a Puig que aclare su postura con respecto a la aplicación de una tasa turística, porque “la mía es de rechazo, no y nunca, y esa contundencia es la que espero de la Generalitat”, ha matizado.

Otra cuestión de importancia que entraban en el bloque de asuntos de la agenda institucional ha sido la del agua, un punto clave sobre el que Mazón ha explicado que “el Tajo-Segura y el Júcar Vinalopó están amenazados en estos momentos por distintos motivos y por distintas administraciones. La actitud del Gobierno de España es inadmisible y por tanto, le he exigido a Ximo Puig que sea mucho más contundente en este asunto de lo que lo ha sido hasta la fecha”.

Ha concretado, no obstante, que la Diputación está en contacto y colaboración con la vicepresidenta, Mónica Oltra, y con la consellera del ramo, Mireia Mollà, “pero hace falta una mayor presión de la Generalitat Valenciana con respecto al agua”.