La concejal del Aseo Urbano del Ayuntamiento de Torrevieja, Carmen Gómez Candel, dio ayer a conocer en rueda de prensa la puesta en marcha de una campaña, cuya finalidad es acabar con la presencia de excrementos y orines caninos en las calles de nuestra ciudad. En esta ocasión, la principal novedad es el reparto que se va a hacer de 22.000 bolsas destinadas a la recogida de excrementos y, sobre todo, la distribución gratuita de 2.000 pequeñas botellas reutilizables que tienen como destino la limpieza de las zonas donde los animales depositan sus micciones.

Darío Baño: La edil de Aseo Urbano explicó que el objetivo de la distribución de estas botellas es que los propietarios de las mascotas las llenen de agua y vinagre blanco a partes iguales, que las tengan en su poder preparadas cuando paseen a sus perros y que sirvan para limpiar el lugar donde sus animales orinan. El propósito de esta novedosa propuesta no es sólo tratar de eliminar la suciedad de la zona afectada, sino también acabar con el rastro del orín para que después no llegue otro animal y vuelva a depositar allí sus micciones.

Carmen Gómez destacó que se trata de la primera vez que el Ayuntamiento de Torrevieja utiliza estas botellas en una campaña de concienciación para acabar con esta mala praxis que se extiende por las calles de la localidad. Según ha explicado la concejal, “la mezcla de vinagre y agua es un remedio eficaz para evitar que se convierta en paso obligado del resto de perros y facilite la eliminación de orines y malos olores en las fachadas, aceras, calles y mobiliario urbano”.

Las botellas se entregarán a todos los interesados e incluso están preparadas para poder ser colgadas en la correa del perro. Para mayor comodidad de los usuarios son plegables y se pueden reutilizar.

Para Gómez Candel se trata, por tanto, de incidir sobre uno de los problemas de convivencia y limpieza más recurrentes que se encuentran en el día a día en las calles de Torrevieja. La presencia de excrementos caninos no sólo genera problemas para los ciudadanos que los pisan, ya que también pueden convertirse en focos de infección que transmitan enfermedades parasitarias o toxico-infecciosas, perjudican la imagen de Torrevieja como ciudad a causa de la suciedad y malos olores, y también generan un gasto para las arcas municipales que podría ser destinado a otras tareas de limpieza.

La edil de Aseo Urbano quiso incidir en que la mayoría de los dueños, gracias a otras campañas anteriores de concienciación, tienen una actitud cívica y se preocupan de salir con una bolsa cada vez que sacan a pasear a sus perros. Sin embargo, hay usuarios que se olvidan de hacerlo o no tienen adquirida esta costumbre, lo que provoca las quejas del resto de vecinos. Por este motivo, se quiere incidir con esta nueva acción sobre aquellos propietarios que todavía no se han concienciado de que cada vez que paseen a su mascota deben de hacerlo con una bolsa para recoger sus excrementos.

Carmen Gómez Candel quiso también aprovechar para recordar que la Ordenanza de Fomento de la Calidad del Medio Urbano contempla que los dueños son los responsables de las deposiciones de sus mascotas, teniendo potestad las fuerzas de seguridad de sancionar a las personas que no recojan las deposiciones de sus mascotas, con multas de 100 a 750 euros.

Con esta iniciativa, el Ayuntamiento de Torrevieja persigue proporcionar a los propietarios de mascotas los conocimientos y prácticas adecuados para evitar la proliferación de excrementos y orines de animales en aceras, calles, fachadas y mobiliario público, y así conseguir un espacio público limpio y en condiciones higiénico-sanitarias seguras para todos, afirma Gómez Candel.

Para la edil, esta es una tarea en la que la colaboración ciudadana se torna indispensable ya que, si bien es cierto que se ha avanzado notablemente en la cuestión y cada vez es mayor el número de propietarios de mascotas que sale a la calle provisto con su bolsita y recoge los excrementos caninos, todavía es muy común encontrar en muchas aceras de Torrevieja esos desagradables “regalitos”.

Para finalizar, Carmen Gómez informó que todos los interesados pueden pasar a recoger estas botellas en el hall del Ayuntamiento de Torrevieja, en el Albergue Municipal de Animales y en la Oficina de Turismo del paseo Vista Alegre.