La edil Sandra Sánchez, ha mostrado mediante fotografías realizadas  en distintos lugares de la ciudad el abandono en el alumbrado público, como es el caso de la fachada de la Biblioteca Pública Municipal “Carmen Jalón” o la rotonda con “El Pirulí”, que llevan meses a oscuras

Redacción: La concejal del Grupo Municipal Popular, Sandra Sánchez, ha facilitado a los medios de comunicación una relación de fotografías de distintos lugares en la ciudad donde el Alumbrado Público sufre de abandono por distintos motivos, como es el caso de la fachada de la Biblioteca Municipal o la rotonda con “El Pirulí”, que llevan meses a oscuras. Otros casos se refieren a farolas retiradas, que no han sido repuestas y algunas que han sido anuladas. También se da el caso de farolas que presentan desplome o inclinación, y que se han de retrotraer a su posición vertical inicial.

Sandra Sánchez pone de manifiesto con un gran número de fotografías, el abandono del Alumbrado Público de la ciudad. En esta ocasión no se refiere únicamente a averías o fallos de distintos puntos de luz. Muestra otras deficiencias en cuanto al mantenimiento del alumbrado en numerosos puntos de la ciudad.

La edil popular lleva reclamando actuaciones en el Alumbrado Público desde hace más de dos años, indicando a través de listados presentados por Registro de Entrada del Ayuntamiento de Torrevieja la situación exacta de un gran número de averías, entre los cuales siempre ha destacado las que requerían de reparación urgente, como en cruces de calles, paradas de autobús o pasos de peatones mal iluminados, además de advertir de apagones generalizados de algunas zonas del municipio.

En esta ocasión la concejal denuncia la situación de abandono en los siguientes casos:

Farolas desplomadas, que se han de retrotraer a su posición vertical inicial, por el riesgo que supone para la seguridad de los ciudadanos una eventual caída que podría provocar accidentes, en Urbanización Calas Blancas, Calle Torrevejenses Ausentes, Avenida Habaneras, Plaza de Oriente, Avenida de Los Marineros o Urbanización Los Ángeles.

Farolas, o parte de ellas, retiradas de la vía pública, que no se han vuelto a reponer y en algunos casos han sido anuladas, en Paseo Marítimo Juan Aparicio, Calle Torrevejenses Ausentes, Calle Dr. Waksman, Plaza de Oriente, Urbanización Nueva Torrevieja, Dique de Levante, Calle Clemente Gosálvez, Calle Ramón Gallud o Plaza de La Constitución.

 

Riesgos por contactos eléctricos en cuadros sin tapa de protección, luminarias caídas, cableados accesibles para cualquier viandante y reparaciones precarias con cinta aislante en mal estado, en Paseo Vistalegre, Plaza de Oriente o Paseo Marítimo Juan Aparicio.

Ausencia de iluminación en el Monumento de entrada a Torrevieja desde Alicante, rotonda “El Pirulí” y en la fachada de la Biblioteca Pública Municipal “Carmen Jalón”. En ambos casos el alumbrado no funciona desde hace meses.

Averías de alumbrado en el tramo desde la rotonda de “El Pirulí” hasta la de entrada a La Mata por la carretera N-332, se encuentran apagadas a lo largo de ese recorrido alrededor de 40 farolas. Cabe destacar la avería de la farola donde están instaladas las cámaras de vigilancia.

Sandra Sánchez ha facilitado también fotografías de lo que ha definido como un “cementerio de farolas” donde se aprecian alrededor de 400 luminarias, por lo que ya preguntó al Sr. Alcalde en Pleno. Las mismas, han sido retiradas con la Renovación de parte del Alumbrado Público de La Mata, destacando que “se trata de luminarias que hasta el momento de ser desmontadas estaban en funcionamiento con todos sus componentes. Lámparas de Vapor de Sodio, porta lámparas, carcasas, reflectores, etc., que servirían para resolver y reparar averías en el Alumbrado Público en distintos puntos de la ciudad de manera excepcional por y para bien de los ciudadanos. Es lamentable ver cómo el equipo de gobierno no ha previsto la opción de reutilizar estos elementos”.

Para finalizar, el Partido Popular insiste en que las actuaciones que se han puesto como ejemplo en este comunicado de prensa, ponen de manifiesto el abandono al que está sometido el municipio, puesto que no son necesarias grandes inversiones de dinero, ni aprobación o no de los presupuestos municipales. Únicamente es necesaria la voluntad del equipo de gobierno, en mantener y conservar la ciudad de Torrevieja como merece.