Redacción: La concejala de Protección Animal, Carmen Morate, ha salido al paso de las declaraciones realizadas  por la edil del PP, matizando  que los hechos que se relatan respecto al préstamo de jaulas tienen un carácter excepcional. La edil ha dicho que “en este departamento dejamos las jaulas trampa únicamente para capturar gatos callejeros en casos muy urgentes como pueden ser gatos enfermos, preñados o animales que causan muchas molestias y solamente cuando las voluntarias del proyecto CES no pueden acudir con urgencia en el mismo momento para solucionar el problema”.

Cuando se producen estas circunstancias y el ciudadano que solicita una jaula es totalmente desconocida, no es voluntaria registrada ni alimentadora de gatos oficial del Proyecto CES “nos vemos obligados establecer un sistema que impida que prestar la jaula sea darla por perdida. Este es el procedimiento y la única manera para que nos devuelvan las jaulas. Hasta ahora nos ha dado siempre muy buen resultado y la gente ha estado siempre muy, muy agradecida no solo por nuestra labor sino también por la ayuda y rapidez que ofrecemos para solucionar los problemas que desgraciadamente pueden dar algunos gatos callejeros”.

La edil ha defendido que “nos da agilidad a la hora de solucionar problemas vecinales, además de que de esa manera se controlan colonias pequeñas (de 1-3 gatos)”. La edil ha mostrado su incredulidad por el hecho de que el PP “haya mandado a un topo y que esa jaula que tanto se necesita, justo ahora cuando empieza la campaña de castración subvencionada por la propia Diputación, ellos estén paseándola en lugar de devolverla y dejar que se pueda utilizar”.

Foto: Joaquín Carrión