Redacción: Fernando Guardiola: El Auditorio del Palacio de la Música,  acogió en la tarde de ayer, la presentación del poemario de Matías Antón Mena, bajo el título “La soledad autótrofa”. El acto contó con la presencia del Alcalde de la localidad, José Manuel Dolón,  el vicepresidente de la Diputación, Eduardo Dolón, varios concejales, tanto del equipo de gobierno, como de la oposición, así como destacadas personalidades del mundo cultural de la ciudad.

Matías Antón se arropó para la presentación por Kurt S. Johansson Martínez, introductor del libro; Oscar Claramunt, que junto a Torreguía han editado el mismo y el  hijo del poeta, Matías Antón. Todos destacaron el trabajo realizado por Matías.

He de reconocer que anoche leí gran parte de los poemas, que este pequeño, pero gran manual de la soledad, contiene. No recomiendo empezar a leer ni una sola línea de sus poemas, sin antes haber asimilado la introducción de Johansonn o la propia Nota de Autor, sin su lectura previa, no se entendería ninguno de los hermosos poemas que componen esta sinfonía de palabras hilvanadas con el pesar de un la soledad, que el autor describe como autótrofa, porque le hace daño.

Dedicado a su mujer, abre el poemario con unas palabras y unos versos dedicados a ella “Aurora”, cuya  larga sombra, se traslada a muchos de los poemas  que podemos leer.  Matías, siente y se duele de una soledad que a veces raya lo irreal, confundido entre los versos de Rubén Darío o Miguel Hernández, de cuyas fuentes bebe,  para realizar quizá su más hermosa obra y en la que se nota, sin duda  el peso de los años y la experiencia de vida. No obstante, no es un libro lúgubre, porque tras la soledad que rezuma, se vislumbra la esperanza del amor.

Léanlo, la descarga sintomática del ego que llevamos dentro sin duda de disolverá confundido entre las palabras de Matías Antón Mena y su “Soledad Autógrafa”