La edil de medio ambiente Fanny Serrano ha destacado que “el 90% de la basura que existe en el Mar Mediterráneo es plástico, sobre todo microplásticos. Y en verano se incrementa en un 40%. Así que cualquier iniciativa que se lleve a cabo para ayudar a paliar los efectos que esto provoca, es bienvenida”

Redacción Yessica Maciá:  Adolfo Rodríguez y Jerónimo Manzanaro, parte del elenco de la unidad marítima de la policía local, han comparecido junto a la concejala de medioambiente, Fanny Serrano, para informar sobre la iniciativa voluntaria que lleva en marcha desde el año pasado de recogida de plástico en las playas que patrullan.

A lo largo del verano de 2017 llegaron a acumular media tonelada de plástico y exponen con pesar que las cifras de este año no parecen quedarse atrás.

Los plásticos recogidos hasta la fecha ascienden a un total de 833 en total. Dentro de este número se recogen 375 bolsas, 228 recipientes (botellas, vasos), 7 bidones, 4 trozos de red, 81 trozos grandes de plásticos procedentes del invernadero, 64 trozos de polietileno y otros no biodegradables, 20 trapos para la limpieza de motor, entre otros varios.

La edil, preocupada por estos datos, anunciaba al inicio de la rueda de prensa que España es el segundo país productor de desperdicios plásticos del Mar Mediterráneo, después de Turquía, según datos proporcionados por Green Peace. Fanny Serrano tachaba esto de “vergüenza” y explicaba el peligro que conlleva puesto que “los peces también cogen ese plástico y llega a nosotros a partir de la cadena alimenticia”. Los agentes, por su parte, instaban a la concienciación de la ciudadanía y a que “cuando salgan con el barco pues, si ven una bolsa, que la recojan” o que lleven una bolsa para depositar la basura en lugar de tirarla al mar, puesto que en el puerto es donde más residuos que recogen.

Adolfo Rodríguez también recordaba la labor de la unidad marítima de la policía local en lo que a medioambiente se refiere, encargada de otros servicios centrados de igual forma en la contaminación marina como es el control de vertidos del emisario de Lo Ferrís, comprobar la existencia de bancos de medusas o animales dañinos, recuperación de fauna muerta o herida y otros servicios que se puedan presentar.