Se pretende que esta imagen sirva de consuelo y fortaleza para todos los que con Fe a Ella se acerquen en el duro trance de la enfermedad; de aliento y estímulo a los profesionales médicos y sanitarios que aquí prestan servicio; y de recuerdo a un socio inolvidable de los Hijos de la Inmaculada, como fue el Dr. Manuel García Gea.

Redacción: Desde ayer se encuentra expuesta permanentemente al culto de los fieles una fotografía de la primitiva imagen de La Purísima -original de Darblade y datada en 1950- como fruto de la donación hecha por parte de la asociación “Hijos de la Inmaculada” al Hospital Universitario Dr. Manuel García Gea de Torrevieja.

En su Capilla tuvo  lugar el acto de descubrimiento, que corrió a cargo del presidente de la Asociación, Antonio Aniorte y del Director de Atención Primaria de Torrevieja Salud, Hipólito Caro. El capellán del centro hospitalario, Francisco Román, fue el encargado de bendecir la imagen.

En sus palabras, Aniorte ha señalado que entendían “necesario que existiera una presencia de La Purísima entre las paredes de este lugar, que es, sin duda, la infraestructura más importante de la historia contemporánea de Torrevieja”. La materialización de esta donación ha tenido lugar coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Enfermo y la conmemoración de Ntra. Sra. de Lourdes.

El presidente de los “Hijos de la Inmaculada” ha manifestado el deseo de la entidad de “que esta presencia de La Purísima aquí sirva -en primer lugar y ante todo- de consuelo y fortaleza para todos los que con Fe a Ella se acerquen en el duro trance de la enfermedad; de aliento y estímulo a los profesionales médicos y sanitarios que aquí prestan servicio; y por qué no, de recuerdo a un socio inolvidable de los Hijos de la Inmaculada, referente de la profesión médica de su época, baluarte de eso que llaman ahora “humanización de la medicina” y siempre, gran enamorado de La Purísima como fue el Dr. Manuel García Gea, cuyo nombre prestigia aún más si cabe este Hospital”.

Por su parte, el Dr. Caro agradeció el gesto de la Asociación de donar esta imagen de La Purísima al “Hospital que es de todos vosotros y por el que en algún momento de la vida vais a tener que pasar”, a la vez que ha puesto de relevancia la significatividad que tiene para “los torrevejenses poder entrar aquí y encontrase con La Purísima”.

El sencillo acto terminó con el rezo del Ángelus, que corrió  a cargo del Vicario Parroquial de La Inmaculada, Pedro Payá. Entre los numerosos asistentes se encontraban los directores del área Económico-Financiera y Enfermería, Pedro Munuera y Pepa Soriano, respectivamente, así como el vicepresidente de la Diputación de Alicante, Eduardo Dolón y miembros del grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Torrevieja. También acudió la presidenta de la delegación en Torrevieja de la Hospitalidad Diocesana de Lourdes, Concha Sala y diversos trabajadores del propio Hospital.