Crónica Plenaria Objetivo Torrevieja: El pleno del Ayuntamiento de ayer,  que duró más de tres horas, aprobó los presupuestos de 2018, que será los primeros de este equipo de gobierno desde que tomaran el poder, hace más de dos años y medio. Fue aprobado con los votos de los grupos del equipo de gobierno (Los Verdes, PSOE, APTCe e IU) y los de Sueña Torrevieja y Ciudadanos que están en la oposición.

El PP, como ya había anunciado votó en contra. Se da la circunstancia que Manuela Osuna (LV), se tuvo que ausentar y su voto fue una abstención. Ahora se inicia un camino que desembocará con su puesta en marcha a principios de febrero. Los presupuestos se sacarán a exposición pública y tiene que celebrarse otro pleno para debatirlo antes de un mes.

El gobierno municipal dispondrá de más de 18 millones para inversiones, (4,6 aprobados en el presupuesto y otros 14 de superávit). El tono del debate fue el que ya nos tiene acostumbrados nuestros políticos, bronco y desabrido, usando el “y tú más”, cuando se trataba de debatir algo. La técnica del retrovisor por ambas partes “sobando” hasta el límite el pasado, causa ya hastío, entre la población, en vez de discutir sobre proyectos de futuro.

Las intervenciones fueron las esperadas, el concejal de hacienda, Hurtado exponiendo los presupuestos, el portavoz del PP, Eduardo Dolón, intentando convencer a C´s y ST, de que sus proyectos no estaban algunos reflejados. Pablo Samper y Pilar G. Magán, diciendo que votarían a favor por “responsabilidad” política y que ejercerían una férrea fiscalización.

Fanny Serrano al igual que el alcalde, que son unos presupuestos que no son de ningún partido sino de consenso y Domingo Soler, apoyando los presupuestos y hablando al estilo que nos tiene acostumbrados. Y ya está, esto no tiene más historia. Ahora toca gestionar y comprobar que el presupuesto se plasma en toda su extensión.

Foto: J. Carrión