La entidad presume de conseguir durante 26 años consecutivos el distintivo logrando así un auténtico éxito en calidad de servicios del que los socios, usuarios y su personal laboral deben sentirse satisfechos

Redacción: El presidente del Real Club Náutico Torrevieja, Germán Soler, acompañado por el Gerente de la entidad, Carlos Torrado, han recogido la bandera azul en un acto oficial organizado por la Consellería de Medio Ambiente y celebrado en Castellón. Este galardón, se otorga anualmente por parte de la Fundación Europea de Educación Ambiental a las playas, clubs náuticos y puertos deportivos que cumplen una serie de condiciones ambientales e instalaciones. El RCNT lo ostenta ininterrumpidamente desde hace veintiséis años.

En la junta directiva del Club Náutico, están plenamente convencidos de que garantizar la calidad de los servicios durante más de dos décadas con dicho galardón, es un auténtico éxito; un lujo del que tanto socios, deportistas y sobre todo, el personal deben sentirse orgullosos. Esta es la reflexión que exponen tras recibir la bandera azul, que fue entregada por la Consellera de Agricultura y Medio Ambiente, Elena Cebrián.

Éste distintivo de calidad y diferenciación no solo es difícil de conseguir, sino que además conservarla requiere de un considerable esfuerzo que día a día realiza todas aquellas personas que trabajan, tanto en la entidad como por ella. Detrás del mismo existe la aplicación en el Club de normativas como la ISO 14001 que define cómo establecer un Sistema de Gestión Ambiental efectivo, aplicable a cualquier organización, de cualquier tamaño o sector, que trabaje para reducir los impactos en el medioambiente, cumpliendo con la más estricta legislación en materia ambiental. A lo que se suma, la normativa ISO 9001 que comprende los requisitos del modelo de gestión, sin las cuales sería muy complicado poder mantener la Bandera Azul.

Sin duda bien vale la pena, ya que este galardón, constituye un reconocimiento al trabajo realizado en el Club, tanto en lo referido a la citada prestación de servicios de calidad como a la apuesta por la preservación del medio ambiente y la promoción y diversificación turística.

El Club como impulsor de eventos de relevancia internacional como el Trofeo Internacional de Optimist o el Open internacional de pesca, es ya un referente entre los clubs, sin olvidar el trabajo realizado en defensa medioambiental, los valores deportivos y náuticos. Por ello, ni qué decir tiene que con la consecución, un año más, de dicha Bandera Azul, el Club considera aprobadas las cuatro asignaturas para las que se examina a diario, como son la de información y educación ambiental, la organización de diversas actividades medio ambientales encaminadas a la educación de los niños en el programa de Sensaciones Náuticas; la de gestión, que se caracteriza por un adecuado consumo de las energías, tratamiento de residuos, incluyendo el reciclaje; y la referida a seguridad y servicios, en este caso garantizando tanto la accesibilidad como la existencia de equipos de primeros auxilios con la preparación del personal, salvamento y contraincendios.

En definitiva la importancia de que en el RCNT ondee una Bandera Azul aporta un prestigio generador de reclamo turístico y económico, que es muy aprovechable en este crucial momento en el que se está poniendo en valor la cualificación del Club para la tramitación de la Concesión Administrativa.