Redacción: El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Torrevieja, Eduardo Dolón, ha comunicado la presentación de una moción relativa a los conciertos educativos de la Generalitat Valenciana para defender la libertad de los padres a la hora de elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos.

El portavoz popular ha recordado que el 8 de marzo de 2017 se publicó en el DOGV nº 7.995 la Resolución de 28 de febrero de 2017, por la que se fijaba la relación media alumnado/profesorado por unidad escolar que debían cumplir todas las unidades de los centros concertados a partir de la segunda unidad de Bachillerato.

Igualmente ha señalado que el miércoles 12 de abril, previo a Semana Santa, aparece una rectificación en el DOGV que endurece las condiciones y supone un aumento de la ratio media para obtener la segunda y sucesivas unidades de Bachillerato. Esta modificación, en estas fechas y a espaldas de la Comunidad Educativa, denota de nuevo la desastrosa y deficiente planificación del Consejo y la falta de consenso de las partes implicadas. Un consejo que debe garantizar una enseñanza de calidad, con una política que elimino los obstáculos que impiden la consecución de este fin.

Eduardo Dolón ha añadido que este cambio se produjo cuando tan solo faltaba un mes para empezar el proceso de escolarización y en un año de renovación de los conciertos, poniendo de manifiesto la falta de sensibilidad del nuevo gobierno, que deriva en la insatisfacción de numerosas familias y que genera incertidumbre en los padres que ya vieran como el anterior curso se suprimieran 20 aulas de infantil, primaria y ESO, a pesar de que en España existe un régimen dual, prestando el servicio educativo gratuito, de manera complementaria, la red pública y concertada, conviviendo en armonía para enriquecer y mejorar nuestro sistema educativo.

Asimismo ha destacado que este tipo de educación afecta más de 200.000 alumnos y casi 15.000 docentes en el sistema educativo valenciano y por eso el pasado curso, se produjeran más de 3000 quejas al Síndic de Greuges, referentes al arreglo escolar, cuando la Comunidad Educativa sentía que se limitaba su libertad de elección y se imponía un modelo delante otro. Por esta razón, el Síndic de Greuges recomendó a la Conselleria que modificara su política a la hora de planificar las aulas para este curso, desterrando el criterio de subsidiariedad, de las escuelas concertadas, respecto de la escuela pública.

Por último ha indicado que la administración tiene la plena potestad en la organización de cada curso, el objetivo máximo del Consejo debería ser el de prestar un servicio educativo garantizando la libertad a elegir centro docente y prestando un servicio que incremente las posibilidades académicas personales y profesionales de los estudiantes, no contradiciendo y vulnerando el establecido en nuestra Constitución, donde en el artículo 27.1 se establece que todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza.

El Grupo Municipal Popular ha propuesto la adopción de los siguientes acuerdos:

  1. Instar al Consell de la Generalitat a elaborar una planificación educativa de acuerdo con la demanda real y efectiva de las familias.
  2. Instar al Consell de la Generalitat a mantener las unidades educativas concertadas respetando la libertad de elección de centro de los padres.
  3. Dar traslado del presente acuerdo a todos los grupos parlamentarios con representación en Les Corts Valencianes.

Foto de archivo