El  concejal del Partido Popular, Tomás Ballester, ha dicho que el   ayuntamiento de Torrevieja elimina las ayudas de pobreza energética y las escuelas municipales de verano

 “Los usuarios de la concejalía han transmitido al grupo municipal que deberían cambiarle el nombre y llamarla Concejalía de Malestar Social” ha dicho Ballester

Redacción: El Concejal del Grupo Municipal Popular, Tomás Ballester, ha mostrado su preocupación ante una nueva devolución de subvención en materia de servicios sociales por parte del equipo de gobierno que dirige José Manuel Dolón, aspecto que el edil popular ha calificado “como marca de la casa de este desastre de Cuatripartito”.

Tomás Ballester ha indicado que en este caso se trata de la ayuda destinada al denominado “PROGRAMA LUCHA CONTRA LA POBREZA ENERGETICA”, aprobada por el anterior gobierno del Partido Popular, y cuya finalidad era “aliviar a aquellas familias vulnerables evitando el corte de su suministro energético  (luz), algo esencial para la vida de una familia”.

El concejal del Partido Popular ha recordado como en el pasado Pleno de junio se daba cuenta de más de cincuenta Decretos de ayudas denegadas a familias desfavorecidas de Torrevieja, del mismo modo que en el pasado mes de mayo se vieron obligados a devolver parte  de una subvención por no haberla utilizado. A juicio de Tomás Ballester “esta manera de gobernar consisten en  hacer exactamente lo contrario a lo que prometieron al presentarse a las elección y a lo que proclamaban cuando era oposición,  lo cual aparte de ser una incongruencia puede llegar incluso a resultar inmoral”.

Tomas Ballester ha señalado que “la duda que nos surge es como se le puede explicar a esas familias que deben recibos de luz, y que están a punto del corte de luz, que no se les va a ayudar porque este Ayuntamiento ha perdido parte de la subvención por no saberla utilizar. Usuarios de la concejalía nos trasmiten que deberían cambiarle el nombre y llamarla Concejalía de Malestar Social”.

Asimismo, Tomás Ballester ha hecho también referencia al malestar que está generando el hecho de que a primeros del mes de julio todavía no estén abiertas y funcionando la Escuela Municipal de Verano, Caballito de Mar y el comedor de verano, que debería haber empezado el 2 de julio. A juicio del Grupo Popular es una “irresponsabilidad y una demostración de lo que poco que les importan los torrevejenses, quedando una vez más acreditado en el hecho que la Concejal de Bienestar Social de una rueda de prensa para informar que es ahora cuando se abre el plazo de preinscripción. La pregunta es, ¿cuándo pretende que empiecen a funcionar, en agosto o nos esperamos ya a septiembre? Quizá lo están dejando para el próximo año”.

Por último, el concejal popular ha reseñado que “con esto se vuelve a perjudicar a las familias más vulnerables. Hay que tener en cuenta que esta Escuela y Comedor acogían menores exentos de pago por ser de familias desfavorecidas y que ahora en verano pueden tener sus padres una oportunidad laboral. Es por tanto una lamentable gestión en materia de ayudas, y más cuando se trata en muchos casos de familias muy necesitadas. Una nefasta gestión que estamos padeciendo todos los ciudadanos de Torrevieja”.

Foto: Archivo