La frecuencia de paso se reducirá a la mitad y será cada 20 minutos

Redacción: El concejal de Mercados, Javier Manzanares ha anunciado algunos cambios de cara a la celebración del mercadillo del próximo viernes en su nueva ubicación, ha dado algunas recomendaciones a los usuarios y ha hecho balance de cómo transcurrió la primera jornada en la que este tradicional mercado se trasladaba al nuevo recinto de mercados y ferias.

Manzanares ha explicado que con la primera experiencia del traslado, que tuvo lugar el pasado viernes, “el mercadillo nos hablo, tanto a la policía como a la Guardia Civil , a Protección Civil y al resto de personas que trabajamos para poner en marcha esta iniciativa. Nos dijo las cosas que están bien y las que tenemos que mejorar, algo que empezamos a hacer inmediatamente”.

Entre los puntos de mejora el edil ha señalado la circulación de vehículos, tanto en el interior como en el exterior del recinto de mercados. En ese sentido ha referido que está a la espera de “conocer los informes policiales, de tráfico” para abordar “posibles cambios en el sentido de circulación, sus indicciones serán claves para actuar”.

Además, ha señalado que durante la jornada del viernes se produjeron retenciones en la circulación, especialmente en la Avenida de Rosa Mazón, pero que el tráfico era fluido tanto en la Avenida de las Cortes Valencianas como en Monge y Bielsa, por lo que ha recomendado a los usuarios “utilizar estas vías alternativas para llegar hasta el recinto”. Recientemente se ha comenzado una obra de canalización de agua en la Avenida de Rosa Mazón, por lo que “aún es más aconsejable utilizar los otros accesos”.

Manzanares ha dicho que Torrevieja tiene uno de los mercadillos ambulantes más grandes de la Comunidad Valenciana y que “siendo conscientes de ello tenemos que buscar la excelencia, y en eso estamos desde el día siguiente al cambio”.

Uno de los elementos que ya se van a modificar de cara al próximo viernes es el número de autobuses de la nueva línea de mercado, que va a pasar de uno a dos, con lo que la frecuencia de paso se va a reducir a la mitad y los usuarios dispondrán de servicio cada 20 minutos. El primer autobús saldrá a las 8 de la mañana del intercambiador de las Eras de la Sal y el segundo a las 8’20 horas. Manzanares ha asegurado que desde el Ayuntamiento hay una intención muy clara de facilitar al máximo “que la gente pueda ir al mercado” por lo que “en temporada alta o cuando sea necesario se puede poner un tercer autobús”.

El edil también ha hecho referencia en su comparecencia a que, a falta de los informes oficiales, la percepción general que le han transmitido los cuerpos y fuerzas de seguridad es que “ha descendido el número de incidencias relacionadas con hurtos y robos”, algo que ha achacado al hecho de que se trate de un recinto cerrado en el que es más fácil poder vigilar y controlar a las personas que se dedican a cometer este tipo de actos y que además la policía “suele reconocerlos”.

En su intervención, ha indicado que para poder controlar el tráfico rodado en el interior del recinto se va cerrar el acceso por la puerta más cercana a la zona deportiva denominada “de raquetas” y ha rogado “especial precaución,  que se respete la señalización vial y prudencia absoluta para evitar accidentes”.

El edil ha considerado que el primer viernes ha sido un éxito pero que lo importante ahora es mantenerlo”.