Los alumnos se formarán durante un año en especialidades con las que se busca la desestacionalización turística y que obtengan un título homologado que facilite su inserción laboral

Redacción: Los veinte alumnos del Taller de Empleo joven T’avalem han firmado sus contratos en el Salón del Plenos del Ayuntamiento de Torrevieja. Los jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y los 30 años ha sido recibidos por el alcalde, José Manuel Dolón, y por el concejal de Fomento y Empleo, Víctor Ferrández, quienes les han animado aprovechar esta oportunidad. Las dos especialidades que se han puesto en marcha son: “promoción turística local e información al visitante y actividades de natación”.

El primer edil ha señalado que, además de una oportunidad laboral lo es también de “aprendizaje de formación y por supuesto, y esto es importantísimo, de entrar en contacto con la gente de nuestro pueblo, con la gente que viene a Torrevieja y con la dinámica económica de nuestra ciudad”.

Dolón les ha manifestado que está convencido de que van a hacer lo posible para “que salga todo bien, nosotros también vamos a estar en esta parte colaborando con vosotros para que el éxito sea una garantía”. Además, ha reseñado la importancia que también tiene este taller para los ciudadanos de Torrevieja y las personas que nos visitan, “para que dispongan de esa posibilidad de ayuda y de aportación que vosotros vais a hacer. Creo que es un momento feliz y me siento muy contento cuando tengo la posibilidad de culminar el trabajo que desde la Concejalía de Empleo se viene haciendo, entre todo el gobierno, pero fundamentalmente de esa Concejalía”.

Por otra parte, el edil de Empleo ha recordado que nos encontramos ante el segundo taller de empleo juvenil de esta legislatura, “con lo cual ya tenemos la experiencia del primero y esperamos que haya mucha comunicación”.

Además, ha señalado que el taller es una unidad que trabaja de manera conjunta, por lo que tanto desde la Agencia de Desarrollo Local como desde la Concejalía “estamos aquí para ayudaros, para tirar para adelante y para que al final consigamos los objetivos del taller, que como sabéis está muy enfocado a facilitar la desestacionalización turística del municipio”.

El taller cuenta con dos objetivos fundamentales, por un lado ser un apoyo para desestacionalizar el turismo -tanto en la parte de natación como en la de información turística- y que “podamos ir sacando esa actividad económica del puro verano”. Y por otro lado la parte formativa en la que los alumnos terminarán con “un título oficial homologado y certificado por el Servef que al final os ayudará a la reinserción laboral”, ha explicado Ferrández.

La duración del taller es de un año para 20 alumnos divididos en las citadas especialidades, más el equipo docente y directivo (4). Cuenta con una subvención de unos 400.000 euros -destinados a salarios y al funcionamiento del taller- y una inversión municipal de 30.000 euros -cuantía que sale de la memoria económica elaborada por los técnicos municipales y que se va a destinar a la adquisición de todo tipo de señalética, paneles interpretativos, pavimento podotáctil y otros elementos que faciliten la comprensión de determinados recursos turísticos para personas con discapacidad-.

Ferrández ha asegurado que están abiertos a “todas las ideas y todos los proyectos que surjan, estamos aquí para llevarlos a cabo juntos, en ese sentido esperamos mayor esfuerzo por vuestra parte y nosotros os ofrecemos el nuestro y nuestra disposición en todo momento”. Por último, ha remarcado la importancia de la comunicación entre todas las partes y de la empleabilidad que tendrán los alumnos cuando acaben el taller con “los certificados de profesionalidad” que van a obtener.