El equipo senior femenino Maylu Mare Nostrum se desplazaba a tierras Valencianas  este domingo para disputar la 3ª jornada de la Liga de 2ª Nacional del Balonmano Femenino.

Redacción: Partía a las 07:15 h de la mañana camino al Pabellón Rene Marigil de Sagunto, para enfrentarse al Morvedre, un equipo con el que las de Torrevieja no se habían enfrentado nunca.

En los primeros 10 minutos del partido contra el Morvedre,  las torrevejenses no se mostraban cómodas, adoptando una actitud de espera lo que propicio que el Morvedre se adelantara en el marcador 3-1.

De nuevo la falta de acierto en los primeros lanzamientos no dejaban que las torrevejenses se metieran en el partido errando contraataques y situaciones cómodas, pero su gran trabajo defensivo tampoco dejaba que las valencianas se marchasen en el marcador. Con paciencia y sin descomponerse comenzaron a asentarse en el juego de ataque que permitía reducir diferencias hasta conseguir igualar el resultado, a partir de ahí todo cambio y el Maylu Mare Nostrum comenzó a mandar en el 40 x20, firmes en las cuatro facetas del juego descolocaron al Morvedre que se encontraba en frente con un equipo que venía a no ceder en su empeño de conseguir los dos puntos. Las acciones de contraataque se sucedían una y otra vez, aprovechando la atención que el Morvedre tenía ante el extremo izquierdo torrevejense se obtendrían situaciones por el centro con el pivote María Pardinas.

Fruto de todo el trabajo del equipo, su seriedad y constancia se marcharon al descanso con un + 5, 7-12, pero sin confianzas de cara a la segunda parte.

Daba comienzo la segunda parte donde tan solo había que mantener la concentración y no bajar la intensidad, pero no fue así, una doble exclusión con descalificación sufrida por el Morvedre por protestas de los técnicos daría un poco de aire al Torrevieja que no comenzaba con la misma actitud e intensidad de la primera parte. Todo cambiaría en el minuto 15 cuando un cambio defensivo del Morvedre pondría en una situación complicada al equipo de Torrevieja.

Los nervios afloraron  y las imprecisiones se multiplicaban, no había continuidad y paciencia para desmontar la mixta planteada por el técnico Valenciano sobre Helena, la precipitación en las acciones de ataque, el querer conseguir el gol sin construirlo previamente, condujo al equipo a un estado de estrés que beneficiaba al Morvedre que se dedico a aprovechar esta situación y recortar distancia en el marcador hasta ponerse de 1, tras un tiempo muerto solicitado por la entrenadora de Torrevieja, se conseguiría más orden y las jugadoras del Maylu tiraron de experiencia y manejaron mejor la situación en los últimos minutos, dejando el resultado en un 20-22 y dos puntos en el casillero torrevejense.

Partido irregular pero luchado, consiguiendo lo más importante los dos puntos, donde seguramente las jugadoras salineras han aprendido mucho, y ganado experiencia, para el futuro, en la competición.