Redacción: La Cofradía Gastronómica del Cocido con Pelotas se ha dado cita por segunda vez en la finca de la familia Ríos, en la pedanía oriolana de Hurchillo, para celebrar el 2º Cocido Campestre; una invitación muy especial del patriarca Paco Ríos a la Cofradía, que acudió a disfrutar de un magnífico día y de un extraordinario Cocido con Pelotas.

Desde las diez de la mañana se fueron congregando los cofrades y amigos invitados al acto, que en el momento de comenzar el Cocido con Pelotas, a eso de las dos y media de la tarde, sobrepasaban el centenar de comensales.

Previamente a la degustación del manjar, el Gran Maestre de la Cofradía, José Bañuls, acompañado del Alter Maestre, Pepe Miralles y del Escribano Mayor, Emilio Pacheco; entregaron a Paco Ríos, acompañado de su hijo Pepe, miembro de la Cofradía, un escrito conmemorativo de esta especial efemérides. Paco Ríos, visiblemente emocionado agradeció el detalle expresó su reconocimiento a toda la familia, que colabora activamente en esta gran celebración.

El Cocido con Pelotas, elaborado por la señora Lola, de 84 años de edad y cocinado a fuego de leña resultó un plato espectacular que dejó extasiados a todos los comensales, que no fueron capaces, a pesar de poner en ello mucho interés, de acabar con las 485 pelotas y los kilos y kilos de carnes, verduras y otros ingredientes de que estaba compuesto el Cocido, eso sí, sin olvidarnos de los generosos platos de diversos embutidos que se sirvieron como aperitivo acompañados de ricas ensaladas y con el colofón de un postre compuesto de una gran variedad de pastelillos, paparajotes con su hoja de limonero y chocolate caliente.

En el momento de los cafés y licores, el mago “Mister M”, puso un alegre colofón con sus juegos de magia, a una jornada que ya de por sí, había resultado mágica.

Ya se oía en el momento de la despedida, la ilusión porque el próximo año, Paco Ríos al frente de su familia, invite una vez más a la Cofradía a esta fiesta tan especial.